El ruido mental que limita nuestro rendimiento

Ser incapaz de dejar de pensar es algo que se siente verdaderamente mal. Este ruido mental, que nos acompaña constantemente, nos impide encontrar nuestra paz interior y, en mayor medida, la conexión con nosotros mismos, lo cual limita nuestro rendimiento diario, ya sea a nivel académico, deportivo o laboral.



Recuerda que no eres tu mente


  Vivimos en una época de rapidez e indeterminación, rodeados de miles de tareas que en ocasiones vamos postergando con la idea de realizarlas más adelante porque ahora no nos da tiempo… 

 Vivimos hacia atrás y hacia adelante, desvaneciéndose nuestro ahora y rodeados de mucho ruido, el de la calle y el nuestro propio. Nos hemos convertido en adictos a nuestro pensamiento, y como consecuencia de ello, hemos desconectado de nosotros mismos.

  Ese ruido mental que nos acompaña, el pensamiento, además de impedir que tengamos momentos de calma también tiene la capacidad de crear un falso yo fabricado por la mente, que lanza sobre nosotros una capa de sufrimiento y miedo.  


Pero, ¿por qué sucede?


  Eso es lo que se llama ruido mental y el psicólogo Juan Pablo Martinez comenta que: “podría definirse como todos aquellos pensamientos o ideas que sobrecargan o saturan a la mente. Estos pensamientos pueden ser ideas, deseos, suposiciones o preocupaciones que te impiden lograr un objetivo o que te generan ansiedad ante algún problema”.
 
  “Es como cuando estás en el tráfico. Tu destino son todos esos objetivos que quieres lograr y los carros son esos pensamientos que te impiden llegar a tu destino. Un ejemplo es cuando decimos ‘quiero bajar de peso’ pero entonces vienen los clásicos pensamientos de ‘no voy poder’, ‘nunca lo voy a lograr’, ‘trago como cerdo”, continúa el experto.


  Nos hemos convertido en “adictos a nuestro pensamiento” y, como resultado, nos hemos separado de nosotros mismos. Este ruido mental, que nos acompaña al pensar tanto también tiene la oportunidad de crear un falso yo producido por la mente, que nos arroja una cubierta de dolor y temor.

 Estos ruidos provienen de las ideas negativas de altos voltajes que se acumulan a lo largo de tu vida y generan una gran molestia, vives enfadado, con miedos y conectas con demasiada frecuencia con la tristeza; es por eso que te traemos estos siete pasos para poder eliminar los ruidos mentales y vivir con mayor plenitud.


1. Tomate un respiro


  En cualquier momento del día, puedes parar y respirar, pon atención a tus respiraciones y hazlo profunda y tranquilamente, mientras esto sucede piensa en algo positivo y bonito hacia ti mismo.


2. Solo tienes este momento


  Disfruta el aquí y el ahora, vive el presente, saca el lado positivo de cada situación y cambia tu actitud para construir nuevas y mejores metas.


3. Confía en ti


  Cuando lo haces, te sacudes los miedos, recuperas tu poder personal y te atreves a conectar contigo.  

4. Identifica la negatividad


 Toma conciencia sobre esos ruidos mentales y veras como disminuye, cuestiónalos para darte cuenta que no valen la pena y que no los quieres en tu vida


5. Cambia tu chip mental


  El “no puedo” saldrá totalmente de tu vocabulario, eres capaz de hacer todo lo que te propongas.  

6. Disfruta tu tiempo


 Disfrutar de las cosas sencillas de la vida hace que se conviertan en algo especial.


7. Medita



El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.