Cómo responder a una crítica constructiva de manera asertiva

Mantener la compostura ante las críticas de los demás nos ayuda a mejorar nuestras relaciones.



  La crítica a veces te golpea duro e inesperado, sucede cuando uno quizás no está preparado para escuchar una corrección o análisis, y no podemos medir si se trata de una crítica constructiva o una crítica negativa. 

 Puede hacerte enojar o asustar, pero lo ideal seria poder tomarlo con serenidad, sea el caso que sea. Así que mantén tu cabeza en alto y tu pulso bajo.

¿Por qué nos afecta una crítica?


  ¿Por qué una crítica puede ocasionar que nos sintamos incómodos y nos hace reaccionar como su fuera un ataque hacia nosotros? 

 Quizás piensas que eso tenga más que ver con el tipo de persona que nos propicia la crítica o el tipo de crítica que nos llega, sin embargo, nuestra manera de reaccionar ante la crítica tiene un papel fundamental en nuestro bienestar emocional.

   La crítica nos desconcierta, y nos enojamos y sentimos rabia, entonces nuestro cuerpo está inundado de adrenalina y nuestras emociones nos controlan. Y eso bloquea nuestro pensamiento.


¿Cómo reaccionamos?


  No olvidemos que las críticas pueden ayudar a nuestro desarrollo personal siempre y cuando una vez escuchadas, sean aceptadas y se presten a ser reflexionadas.

  Pero centrándonos en las destructivas, es importante defendernos de manera asertiva, es decir, defender nuestros derechos sin entrar en conductas sumisas, agresivas, ni reproches. Nuestra manera de reaccionar condiciona el producto final.


Reconocer la crítica de manera asertiva


  En el caso de que alguien critique algo que hemos hecho, no para hacernos sentir mal ni porque tenga determinadas creencias al respecto, sino porque tiene razón en lo que dice, tampoco es una buena idea que nos pongamos a la defensiva.

  Si un amigo nos dice lo mucho que hemos tardado para arreglarnos y quedar con él, no es positivo que le digamos «¿te acuerdas de aquella vez en que yo también tuve que esperar por ti?».

  Estas maneras de afrontar una crítica, en vez de fortalecer las relaciones, las van minando poco a poco, hasta que el desgaste es tal que terminan rompiéndose. Lo ideal sería responder de una manera asertiva diciendo «es verdad, he tardado mucho».

 Si te critican también diciendo «no se puede dialogar contigo, no tienes ni idea de política» puedes responder «es cierto, no sé nada sobre política».

  Aceptas que no sabes o que te has equivocado o que has cometido un error, pero en ningún momento permites que eso te aplaste y menos aún que te haga sentir que tienes que cambiar.

   
  En todo esto, hay algo muy importante y es que puedes defenderte de una crítica asertivamente siempre que respetes la opinión de los demás. Pero, ante todo, debes respetarte tú mismo.




El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.