Barbie se viste de Catrina para rendir tributo a México en el Día de los Muertos

La muñeca más icónica de todos los tiempos estará inspirada en la cultura mexicana para celebrar el día de los muertos



  La empresa Mattel rinde homenaje a la cultura mexicana con su nueva muñeca Barbie en edición especial por el Día de Muertos, festividad que se conmemora el 1 y 2 de noviembre.

  En esta versión, la apariencia de Barbie cambia y viste como una persona natural de México lista para celebrar a la muerte. La edición especial ya está en preventa en el sitio web oficial y estará disponible en tiendas a partir del 12 de setiembre.


  Esta nueva versión de la muñeca tiene la cara pintada de calavera y viste un traje completamente negro con detalles florales y algunas calaveras en la parte final. Además su peinado son trenzas coronadas con flores de cempasúchil y mariposas monarcas.



  La firma estadounidense indicó en un comunicado que la llamada Barbie Día de Muertos está maquillada como la tradicional Catrina.

  Las flores que decoran el vestido de la Barbie de Día de Muertos son típicas de la región e incluyen calaveras.

  En la parte final, la prenda cae con amplitud y encima tiene tul negro; sin embargo, solo le faltaría un sombrero de ala ancha con flores y plumas para ser una Garbancera, tal como se le conocen a las Catrinas en México.

  Su vestido es largo, bordado y con volantes decorados de flores y mariposas. El toque final lo completa una corona con las icónicas mariposas monarca y la flor de cempasúchil para honrar, por todo lo alto, a los símbolos y a las ofrendas de esta emblemática tradición mexicana. 


 La fiesta del Día de Muertos, que se celebra a principios de noviembre, ha sido nombrada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

   No es la primera vez que Mattel lanza una muñeca inspirada en la cultura mexicana. El año pasado, utilizó la imagen de Frida Kahlo y la imagen de la golfista Lorena Ochoa; no obstante, la compañía no logró vender la figura de la pintora, cuya comercialización fue prohibida por un juez.


El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.