Sé libre, emocionalmente fuerte y una gran mujer… quitando estas 8 cosas de tu vida

Hay cualidades de las mujeres emocionalmente fuertes que las hacen atractivas para el resto.




  Ser emocionalmente más fuertes no tiene nada que ver con la fortaleza física, sino más bien con la resistencia, con la habilidad de encarar los altibajos, con tener una mente flexible capaz de reinventarse, de asumir desafíos con confianza, con valiente resolución.


  Estamos ante una herramienta valiosa que todos deberíamos desarrollar para disfrutar de una mejor calidad de vida.

   Así, la fortaleza emocional nos dota de recursos psicológicos adecuados con los que hacer frente a cualquier reto. 


  Para que esto ocurra, para ser emocionalmente más fuertes, necesitamos tomar conciencia de lo que deseamos ser y de lo que queremos y no queremos en nuestras vidas. Una vez quedan claras las prioridades, ya no dejaremos espacio para las inseguridades o rendiciones…

  ¿Eres lo suficientemente fuerte en tus decisiones? ¿Dudas o pides atención de tu pareja? Si te consideras una mujer fuerte, te señalamos 8 cosas que no hacen las chicas emocionalmente fuertes.


1. Reprimir lo que piensa. 


  Las mujeres fuertes jamás van a quedarse con algo que decir, siempre hablan fuerte y claro, dicen lo que piensan y nunca se quedan con las ganas de expresarse. 

  Todo esto de una forma respetuosa y sabiendo siempre que todo lo que digan (o hagan) tiene consecuencias.

2. Tener conversaciones banales o sin sentido.


 Para ellas, es preferible no hablar con nadie que perder su tiempo con conversaciones que no valen la pena. 

  En muchas ocasiones, a la gente les pueden parecer malas o frías, pero la realidad es que simplemente son quisquillosas para elegir sus amistades y si eres amigo de una, debes considerarte afortunado.


3. Ser indecisas.


 Las mujeres de mentalidad fuerte saben lo que quieren y cómo lo van a lograr, no dudan y mucho menos van a medias. Saben que todo en la vida son decisiones y es por eso que no dudan al tomarlas.

4. Saben solucionar cosas ellas mismas. 


  Saben que hay problemas en la vida y no siempre habrá alguien que resuelva las cosas por ellas, por eso entienden que ellas mismas deben enfrentar los obstáculos que se presentan.


5. Tener miedo a amar.


 Cuando se entregan, lo hacen por completo y nunca a la mitad, saben que probablemente sufran porque el amor no siempre es color de rosa, pero no tienen miedo a caer porque saben que prefieren darlo todo que vivir sin arriesgarse.

6. Perder el tiempo. 


   Saben que el tiempo es valioso. No viven ajetreadas a todas horas pero aprovechan bien el día y optan por levantarse temprano en lugar de dormir mucho.

 En lugar de pasar horas en las redes sociales, adelantan trabajo o tareas para después, poder aprovechar más tiempo.


7. Rendirse.


 Esta palabra ni siquiera existe en su vocabulario. No saben lo que significa rendirse ni qué se siente la derrota, porque para ellas, todo consta de lecciones de aprendizaje que las hace más fuertes.

8.  Compararse con otras mujeres


  Ten un modelo a seguir pero no  envidia hacia otra mujer. Así se evita convertirse en una mujer insegura e infeliz.


El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.