Los hombres no exageran cuando tienen gripe, según estudios

No lo dudes: "la gripe del hombre" es real, o eso dice un investigador canadiense que estaba "harto de ser acusado de reaccionar exageradamente".



  Cada vez más evidencia científica refuerza la teoría de que a los hombres les pesa más estar enfermos que a las mujeres. ¿Una cuestión de género o de costumbres?

  Cuando alguien está enfermo, es común que, entre los síntomas y las desganas de estar en una cama tomando medicinas, la persona se sienta sobrecargada de molestias. 

  No obstante, los hombres, en particular, se han ganado la fama de sobrepasar los estándares de quejas cuando están enfermos, y más cuando tienen gripe.


  En el debate sobre cuál es el sexo "más fuerte", inevitablemente surge el tema de la llamada man flu (gripe del hombre).

 Se trata de una teoría popular que reza que los hombres se enferman -o al menos actúan más enfermos- cuando contraen un virus, mientras que las mujeres lidian a pesar de todo eso con el trabajo, el cuidado de los niños y la vida.

  La evidencia científica de ello está lejos de ser concluyente, pero algunas investigaciones han demostrado que las células inmunitarias masculinas y femeninas reaccionan de manera diferente a los virus invasores.


  Ahora, un estudio reciente en ratones ha venido a encender más aún la cuestión y sugiere que el sexo masculino realmente es golpeado más fuertemente por ciertas enfermedades y que la fisiología, no la psicología, puede ser al menos parcialmente culpable.

 En el reciente estudio, publicado en la revista Brain, Behavior and Immunity, los ratones machos adultos mostraron más síntomas de enfermedad que las mujeres cuando fueron expuestos a bacterias que causan una afección con síntomas similares a la gripe. 

  Los machos también tuvieron más fluctuaciones en la temperatura corporal, fiebre y signos de inflamación, y tardaron más en recuperarse.


El efecto inmunosupresor en el hombre

  
  Entre los hombres y las mujeres existe una diferencia cuando de sus sistemas inmunes se trata. La investigación arroja que los hombres tienen mayores problemas cuando sufren de enfermedades respiratorias. 

  La testosterona de los hombres tiene un efecto inmunosupresor que puede afectar los beneficios de las vacunas contra la gripe, haciendo a los hombres más propensos a tener que pasar por hospitalizaciones.

  El papel de las hormonas en el sistema inmune de las personas está muy presente en esta investigación. En las mujeres, el estraidol actúa como un inmunoprotector, razón por la cual tienen menos posibilidades de enfermarse o de atrapar un resfriado.


  Otra teoría, presentada en un estudio de 2010 de investigadores de la Universidad de Cambridge, es que los hombres evolucionaron para tener sistemas inmunológicos más débiles y menor inmunidad debido a su tendencia a adoptar comportamientos riesgosos.

  Los hombres sufren más de gripe que las mujeres, y por esto, quizás, nació la creencia de que los hombres exageran sus síntomas cuando están enfermos.

  En cuanto a lo que se conoce como la "gripe del hombre", otras cosas pueden desempeñar un papel en el fenómeno también.


 Los estudios muestran que los hombres son menos propensos a lavarse las manos con regularidad, por ejemplo, y, al menos en los Estados Unidos, son menos propensos a ver a sus médicos regularmente.

Otra teoría evolutiva "laboral" es que los peores síntomas llevarían a un hombre a conservar su energía acostándose en el sofá, lo que le ayuda a evitar a un depredador (su jefe), y listo: sus posibilidades de supervivencia se mejoran inmediatamente.



El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.