Busquemos nuestra felicidad sin importar nada de lo que nos rodea

¿Qué es la felicidad? Es una pregunta que todos nos hemos formulado alguna vez en la vida. Cómo decía Séneca en su 'De vita beata', “todos los hombres, hermano Galión, quieren vivir felizmente. 




   Aspiramos a ser felices y para ello intentamos descubrir qué es. Sin embargo, cada persona posee una respuesta, una definición de felicidad diferente, y es precisamente esa disparidad de opiniones ante una cuestión tan trascendental en la existencia del ser humano una de las razones de la aparición de la ética en la antigua Grecia.

  Aunque no podamos seguir un plan mágico que nos haga felices, si podemos aprender a diseñar una vida que le abra espacio a la felicidad y nos acerque a una existencia mucho más plena y contenta. Esto es lo que tienes que hacer:


1. Experimenta con la felicidad. 


  No todo el mundo tiene los mismos detonantes de felicidad. Es importante que tú encuentres el tuyo propio. Practica diferentes actividades hasta que encuentres la que más te nutra.

2. Rodéate de personas felices. 


  Se dice que cada individuo es la suma de las personas que lo rodean. Si te rodeas de personas infelices y tristes, tú también lo serás. Por eso es importante que te nutras de gente feliz y aprendas sus hábitos.


3. Se agradecido. 


  La idea es que, independientemente de las circunstancias, aprendas a enfocarte en lo que tienes y agradeces.

4. Aprende a ver las soluciones. 


  Cuando te enfrentes a una situación difícil, aprende a enfocarte en la parte positiva en vez de solo quejarte de lo negativo.


5. Crea vínculos profundos.


   Aprende a acercarte de una manera significativa con tus seres queridos. En vez de tener relaciones superficiales que terminan haciéndote sentir solo, aprende a comunicarte y confiar en otros.

6. Vive en el presente.


   No gastes tus energías pensando en el futuro o en el pasado, vive tu vida enfocado en las sensaciones que sientes en el aquí y en el ahora.

7. Entiende que todo es pasajero. 


  Cuando estés pasando por momentos difíciles, toma en cuenta que no son para siempre, todo pasa.


El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.