Estudio afirma que casarse es el mejor remedio para reducir el estrés

Ahora resulta que los solteros quieren estar casados porque el matrimonio es como una vacuna para el estrés ¿será cierto? Al menos es lo que sugiere una investigación científica.



  Muchos dicen que es mejor la soltería que el casamiento y estar sin compromiso alguno es la felicidad; para otros, el matrimonio los hace sentir plenos y realizados.

  Sin embargo, y esto se apoya en lo que ahora afirma la ciencia, las personas casadas pueden ser más felices a causa de que tienen menos niveles de cortisol, una hormona de tipo esteroidea (o glucocorticoide) que se involucra como respuesta al estrés físico y/o emocional.


  Un grupo de científicos nucleado en el Mind Lab Institution, organización que realiza experimentos de neurociencia, determinó que la canción "Weightless", de la banda británica Marconi Union, genera sensaciones que ninguna otra logra.

  Los especialistas monitorearon el ritmo cardíaco, la respiración y la actividad cerebral de 40 mujeres que escucharon distintas canciones y descubrieron que "Weightless" ("Sin peso", en español) produjo un 11% más de relajación que cualquier otro tema. Además tiene la facultad de reducir la ansiedad hasta un 65 por ciento.


  Se realizó un estudio a 572 hombres y mujeres de entre 21 y 55 años de edad, el cual arrojó que los niveles de estrés son menos en las personas casadas, en comparación con quienes están solteras y/o divorciadas.

  Los científicos indicaron que por las características de este tipo de composiciones podrían disminuir la frecuencia cardíaca y la presión arterial, lo que podría ser beneficioso para las personas que tienen dificultades para dormir.


  Asimismo, las relaciones que ya tienen muchos años ayudan a que tanto el hombre como la mujer tengan una forma positiva de ver su entorno, ya que para las féminas mantener la relación es tranquilidad mental; además, tienen mejor empeño en sus actividades, de acuerdo con los especialistas John y David Gallacher, de la Universidad de Cardiff, en Gales, citados en el artículo de Science Daily.

  
  A pesar de todo lo anterior, hay opiniones divididas puesto que investigadores hacen excepciones: hay relaciones de pareja que son conflictivas, otras en las que falta el interés y hay peleas constantes que provocan que las ganas de casarse desaparezcan.



El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.