Algunas personas quieren más a sus mascotas que a otros seres humanos, según estudio

Gran parte de las personas tiene una o dos mascotas en sus hogares. Una investigación reveló por qué se valora tanto la presencia de un animal doméstico en la casa



  Seguramente conoces a personas que empatizan más con sus perros o gatos, que con otros humanos pero, ¿a qué se debe esta aparente paradoja? 

  Investigadores de la Universidad Northeastern quisieron indagar más a fondo en las razones y encontraron que algunas personas quieren y sienten más compasión por los perros que por otros seres humanos. Esto es especialmente cierto en situaciones de maltrato.



  Para encontrar una respuesta, se les pidió a 240 estudiantes que mostraran su grado de empatía ante distintas situaciones: un adulto o un niño brutalmente golpeado con un bate de béisbol, en comparación con un cachorro o un perro adulto. 
 
  Después de leer una de estas versiones del artículo, y sin saber que se trataba de historias ficticias, cada una de las personas que participaron en el estudio puntuaron en una escala el grado en el que empatizaban con la víctima y se sentían afligidas por lo que le había pasado. 



  Los resultados no dejan en una posición demasiado feliz al ser humano adulto, cuya historia fue la que dejó más indiferentes a la mayoría de los voluntarios.

  El artículo que produjo más consternación fue el del bebé humano, seguido de cerca por el del cachorro, mientras que la historia del perro adulto quedó en tercera posición.

  Arluke y Levin señalan que a la hora de despertar sentimiento de empatía importa tanto la especie como la edad. 


 Sin embargo, la variable que parece explicar más nuestra respuesta emocional en estos casos no es la especie del ser que está en peligro, sino el grado en el que percibimos que es un ser desvalido e indefenso.

 De este modo puede explicarse por qué un perro adulto nos despierta más compasión que un ser humano de 30 años. El primero nos parece menos capaz de proteger su propia vida porque vive en un mundo controlado por nuestra especie.


Por qué las personas sienten más aprecio hacia sus mascotas


  Algunas personas quieren más a sus mascotas que a otros seres humanos, según estudio

  Los autores señalan que los humanos tienden a preocuparse más por el sufrimiento de los animales que por el dolor humano. Este sentimiento podría cambiar solo cuando la víctima del maltrato es un niño. 

 Es probable que muchos consideren a los perros como vulnerables sin importar su edad. En cambio, un humano adulto tiene la oportunidad de defenderse y arreglárselas solo. Esto también puede deberse a que las personas quieren a los perros como si fueran bebés o miembros de su familia.


Los resultados obtenidos


  Algunas personas quieren más a sus mascotas que a otros seres humanos, según estudio

  El estudio encontró que la edad es un factor importante cuando se trata de las personas, pero no de los perros o animales. Además, los humanos son más susceptibles a mostrar empatía si la víctima no puede defenderse o cuidar de sí misma. 


  No obstante, aunque muchos tienen una relación cercana con sus mascotas y presumen de una conexión más profunda con ellos que con otras personas, no se puede determinar si siempre se mostrará una angustia más elevada ante víctimas animales. Las opiniones sobre estos seres vivos pueden variar según la persona y, a su vez, mostrar muchas contradicciones.



  La hipótesis era que la vulnerabilidad de las víctimas era lo que determinaría la empatía y no la especie y de acuerdo a esto los niveles para el cachorro, el bebé y el perro mayor eran similares, mientras que la persona adulta cayó el último lugar. La mascota de seis años solo tuvo menos puntos cuando fue comparado con el niño.


“Las personas no ven a los perros como animales, sino mas bien como “bebés peludos” o miembros de la familia cercanos a los niños humanos”, fue la conclusión de los expertos.



El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.