La cerveza aporta beneficios para la salud

La cerveza (tanto con o sin alcohol), aparte de calmar la sed y levantar el ánimo tiene un gran abanico de beneficios para nuestra salud; eso sí, nunca debe convertirse en una excusa para sobrepasar los límites de moderación recomendados: una al día para las mujeres y dos para los hombres.



  La cerveza, en todas sus variedades, se ha convertido en una de las bebidas más consumidas por la región en los últimos tiempos. 

  Si bien, como toda bebida alcohólica, tiene efectos adversos si las consumimos en exceso, la cerveza se destaca por sus aportes de ciertos nutrientes que son beneficiosos para la salud si la sabemos aprovechar.

  El consumo moderado de cerveza nos ayuda a combatir enfermedades cardiovasculares, previene la osteoporosis y reduce las cataratas, entre otros muchos beneficios para la salud. También puede tener usos estéticos.


Beneficios de la cerveza para la salud y la belleza


Inhibe la aparición del cáncer


  Entre los componentes principales de la cerveza podemos encontrar el xanthohumol, un polifenol presente en el lúpulo. Es un antioxidante con compuestos que inhiben y previenen la aparición de las células cancerosas.

La cerveza ayuda a mantener una buena salud digestiva: Es un potente diurético

  Cuando empiezas a beber cerveza, enseguida tienes ganas de ir al baño a orinar. Esto se debe a que contiene más de un 90% de agua, es baja en sodio (reduce la retención de líquidos y evita los problemas renales) y tiene una gran cantidad de potasio.


Refuerza el sistema inmune


 La cerveza tiene la capacidad de reforzar el sistema inmune, en algunos casos, evitando que los síntomas de una infección sean tan graves o duraderos.

Tiene propiedades antiinflamatorias


  La diferencia de la cerveza con otras bebidas alcohólicas es que esta posee lúpulo como ingrediente principal. 

  Este compuesto tiene propiedades antiinflamatorias y también antibacterianas. Por tanto, la cerveza ayuda a prevenir las enfermedades que se relacionan al envejecimiento, como la artritis.


La cerveza también refuerza tu sistema inmunitario


  Si sufres de problemas gástricos, la cerveza puede ser un gran remedio natural. Consumiendo de manera moderada esta bebida (también vino o sidra), aumenta la cantidad de ácidos gástricos. 

  Esto acelera el vaciado del estómago, reduciendo el riesgo de padecer una infección provocada por la bacteria Helicobacter pylori, causante de la úlcera gastroduodenal.


Protege la salud cardiovascular


 El consumo moderado de cerveza tiene efectos antiinflamatorios, aumentando significativamente los niveles de colesterol “bueno” y ayudando a combatir ciertas enfermedades cardíacas. Así que, un buen vaso de cerveza al día hace bien al corazón.

 
Fortalece los huesos


  Diversas investigaciones afirman que beber cerveza (entre otras bebidas de bajo contenido alcohólico) está relacionado con efectos positivos en la salud ósea. 

  Esto se debe a que cuenta con silicio, un mineral que ayuda a mejorar la densidad de los huesos y evita la pérdida de masa ósea. De acuerdo con la Doctora Pérez Medina y sus colaboradores, además, ofrece fitoestrógenos naturales. Estos estan relacionados con la prevención de la osteoporosis y alivian los síntomas de la menopausia.


La cerveza es buena para la salud cardiovascular y durante la menopausia

   
  Los estudios científicos han revelado que beber cerveza con moderación reduce la posibilidad de padecer enfermedades como el Alzheimer. Una vez más, el responsable de ello es el silicio. 

  Este mineral tiene la capacidad para reducir los metales tóxicos que se acumulan en el organismo y causan patologías degenerativas. A su vez, mejora la memoria y la concentración.


Reduce el riesgo de padecer cataratas


  La cerveza es buena para la salud ocular, pero sobre todo, en personas con antecedentes familiares de cataratas. 


  Beber un vaso de esta bebida al día es buena para los diabéticos, por ejemplo, porque les permite mantener en buenas condiciones la vista y no padecer glaucoma (presión ocular). Para ello es mejor consumir cerveza negra que rubia.


La cerveza ayuda a prevenir la anemia


   Sobre todo en la etapa de la menopausia, las mujeres suelen presentar deficiencia de nutrientes y entran en riesgo de desarrollar anemia. Los flavonoides de la cerveza son potentes antioxidantes que aumentan la actividad celular y a la vez contribuyen a la absorción de hierro.


Aporta energía para tu cerebro


  Al tener una gran cantidad de vitaminas del grupo B, nos da la sensación de tener más capacidad para trabajar, estudiar o hacer lo que deseamos. Siempre que se beba un solo vaso, claro está. Este nutriente permite fortalecer el sistema nervioso y regenera las células.

Mejora la piel


  Una noticia extraña es que en la ciudad de Nueva York se ha montado un “SPA de Cerveza”, donde se pueden aprovechar todas las «bondades» de esta bebida. Los clientes se sumergen en una tina de cerveza negra. 

  En otros sitios como Alemania, Austria o República Checa, también ha llegado esta moda, pero en forma de mascarillas faciales. El éxito de esta técnica son las vitaminas de la bebida, que mejoran la salud de los pigmentos de la dermis, obteniendo una piel más flexible, joven y lisa.


Deja el cabello perfecto


  Nuestras abuelas ya lo sabían: la cerveza es excelente para el cabello. Esto se debe al aporte de vitaminas B y a las proteínas.

Relaja los pies


  Cuando llegas cansado del trabajo no hay nada mejor que colocar los pies en un recipiente con agua y alguna sal mineral. Si en lugar de agua echas cerveza fría en el cubo, sus burbujas le darán un efecto relajante y refrescante a tus pies cansados.

 



  Recuerda que estamos hablando de una bebida alcohólica, y aunque reporta múltiples beneficios para la salud, solo debe consumirse en moderación para que sea beneficiosa. En mujeres, un vaso de cerveza al día es el consumo recomendado, mientras que en hombres es hasta dos. Consulta con tu médico sobre el consumo de cerveza y sus interacciones con los medicamentos que tomes.


El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.