Italia pone a los presos a asfaltar rutas y limpiar las calles

“Deben ser útiles para la sociedad”, explicaron en el Gobierno. La medida fue aplaudida por gran parte de la sociedad.



  Un grupo de treinta presos se afanan estos días en cubrir los agujeros en el asfalto de las carreteras de Roma, en el marco de una iniciativa que busca favorecer su integración en la sociedad y contribuir al mantenimiento urbano. 

 Vestidos con monos de trabajo de color naranja y azul, y equipados con mangueras, palas y herramientas especiales, se encargan de limpiar las calles y desagües, tapar agujeros y grietas del pavimento y repintar los pasos de cebra y las marcas viales del suelo.


 Italia está viviendo grandes cambios desde llegada de Matteo Salvini, que ha impulsado medidas nunca vistas hasta ahora en la política italiana. 

  Y si bien algunas decisiones generan acalorados debates, otras han sido muy aplaudidas por la gran mayoría de ciudadanos. Es el caso de la flamante decisión de poner a trabajar a los presos para que “sean útiles a la sociedad”.

  El proyecto se llama “Mi riscatto per Roma” (“Me redimo por Roma”). Actualmente trabajan en el área de Torre Spaccata, en el sur de la capital, y en las próximas semanas continuarán con su labor en otros barrios, como Corviale, Quartaccio y Aurelio


  La propia alcaldesa de Roma, Virgina Raggi, miembro del Movimiento Cinco Estrellas, es defensora de hacer uso de los encarcelados para mantener la ciudad limpia. “El programa es fundamental tanto para los detenidos como para la ciudad. Permitimos a estas personas que realicen una actividad que sea útil para su reinserción en la sociedad”, precisó.
 

  Los presos comienzan a trabajar a las 7:30 de la mañana. Durante toda la mañana limpian las alcantarillas, reparan las grietas y reparan el asfalto dañado. Ya a las 15:30 horas, regresan a la prisión.


  El ministro de Justicia italiano, Alfonso Bonafede, ha subrayado que la intención del Gobierno es extender esta iniciativa a otras ciudades del país para desarrollar un plan nacional que demuestre que “el trabajo permite la reinserción en sociedad”. 

  El jefe del Departamento de administraciones penitenciarias, Francesco Basentini, ha avanzado que el proyecto está teniendo tanto éxito que ya ha habido algunos países que han solicitado información.



El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.