¿Por qué se te entumen las manos? – 8 razones para que prestes más atención a tu salud

¿Alguna vez has sentido las sensación de haber perdido cierta sensibilidad en las manos, acompañada de un ligero hormigueo? Estas son 10 razones para que le prestes más atención a tu salud.



 Probablemente en alguna ocasión has experimentado sensación de adormecimiento y hormigueo en las manos, algo que ocurre por una interrupción temporal de la circulación sanguínea en la extremidad.

  A continuación, en este artículo te mostraremos las 7 razones principales por las que se adormecen las manos para que puedas detectar a tiempo cualquier problema de salud.

Lo que necesitas saber sobre por qué se adormecen las manos

1. Migraña: No sólo la sientes en la cabeza


  De acuerdo al sitio Migraine.com, el 15% de las personas que padecen migrañas sufren de este hormigueo en la cara y alrededor del 13%, lo siente en los brazos o piernas.

 A veces el dolor es tan fuerte que el paciente pierde la movilidad del área afectada.


¿Qué hacer?


  Existen muchas maneras de eliminar las migrañas naturalmente, pero si de verdad quieres cambios duraderos, deberás hacer cambios drásticos en tu estilo de vida. Desde cambios en la dieta, tomarte tiempo para el verdadero descanso, acupresión, meditación y yoga, son solo algunas de las cosas que deberías estar haciendo para mejorar de una vez por todas esas dolorosas migrañas.


2. Síndrome del túnel carpiano: Tus manos también necesitan descanso


  Es la principal causa del hormigueo crónico en las manos y es común en personas cuyas actividades están relacionadas con un trabajo monótono con las manos, tales como programadores, escritores, mozos, sastres, músicos.

  Debido a los constantes movimientos repetitivos de los dedos, los ligamentos pasan por el estrecho canal del túnel, el cual tiende a inflamarse. Cuando el nervio queda atrapado por la causa que sea en el estrecho túnel de la muñeca por el que tiene que pasar, se producen todos esos síntomas típicos: dolor, entumecimiento, hormigueo y/o debilidad.


¿Qué hacer?

  Es necesario acudir a un neurólogo para diagnosticar esta enfermedad y determinar exactamente en qué etapa de avance está. El diagnóstico correcto evita que aparezcan dificultades como la atrofia de los músculos de los dedos.

3. Alteraciones en la circulación sanguínea: Una buena señal de que necesitas un cambio de vida

 
  Común entre los miembros inferiores, las alteraciones en la circulación también puede afectar los brazos y las manos. Enfermedades como la aterosclerosis, es una de las más comunes que generan hormigueo en los brazos y manos.


¿Qué hacer?


  Al igual que con la mayoría de las enfermedades crónicas, un cambio de estilo de vida es por lo general recomendado. Comienza seleccionando bien los alimentos que consumes para ayudar a mejorar el flujo sanguíneo.

  Incrementa tu actividad física con moderación, reduce el estrés y elimina el tabaco y el alcohol, son algunas de las cosas que deberías hacer para mejorar tu circulación sanguínea.

  En algunos casos avanzados de la enfermedad, es necesaria la intervención quirúrgica, así que nunca te descuides.

4. Neuropatía diabética: Esta es la complicación más común de la diabetes.


  Si no estás controlando la diabetes y los niveles de azúcar en la sangre están constantemente altos, los nervios comienzan a sufrir lesiones, generando así el hormigueo alrededor del cuerpo, sobre todo en los miembros inferiores. Otros síntomas de la neuropatía diabética son el ardor o dolor profundo en las piernas y sobre todo en los pies.

Alrededor del 50% de los pacientes diabéticos, llegan a desarrollar la neuropatía en algún punto del desarrollo de la enfermedad.


¿Qué hacer?


  Lo primero es saber si tienes diabetes o no. Visita al endocrinólogo para confirmar el diagnóstico e iniciar el tratamiento con insulina o hipoglucemiantes si es necesario. Pero una vez más, si realizas cambios a tu estilo de vida, probablemente obtendrás grandes resultados.

  Según WebMD, los tratamientos “alternativos” para la diabetes pueden variar desde los suplementos hasta la meditación guiada.

6. Codo del tenista: “Dime en qué trabajas y te diré que sufres”


 Al igual que con el túnel carpiano, el codo del tenista o epicondilitis, ocurre más frecuentemente a personas cuyas actividades los llevan a usar el codo de manera repetitiva y se trata de una inflamación o lesión en el tendón común de los epicondileos.


¿Qué hacer?


  Descansa, aplica hielo y utiliza un brazalete ortopédico. Un masaje profesional también es bastante aconsejable. Si el dolor es muy intenso, visita a un fisiterapeuta o quiropráctico, que sabrán recomendarte los mejores ejercicios para aliviar la inflamación.


7. Osteocondrosis cervical: La solución es simple, ¡a activar el cuerpo!


  Cuando se tiene una perturbación en la columna cervical que causa la compresión de un nervio y la interrupción del flujo sanguíneo, puede ocasionar entumecimiento en las manos, dolores de cabeza e inconvenientes de coordinación.

¿Qué hacer?


  Es necesario que supervises tu postura, cada vertebra cervical esta relacionada con una zona específica de la mano y el brazo. Hacer yoga sin duda alguna te servirá para mejorar tu postura, alinear tu columna y en general hacerte sentir bien. Si el dolor es muy fuerte consigue ayuda profesional.

 
8. Deficiencia de vitamina B12: Grave problema de desconocimiento entre los vegetarianos


  Según dietistasvegetarianos.com, “todos los veganos y todas las veganas tienen que tomar suplementos de B12 o alimentos fortificados en este nutriente. De hecho, los ovo-lacto-vegetarianos también deberían suplementarse con vitamina B12.”

  Esto no significa que los humanos carnívoros estén exentos de tener niveles bajos de vitamina B12. La mala absorción o calidad de los alimentos puede traer deficiencia de esta importante vitamina también.

  Entre los síntomas de deficiencia de b12 tenemos la confusión, función mental dañada, debilidad, dificultad con el equilibrio y caminar, delirio, paranoia y parestesia. Si la deficiencia de vitamina B-12 no se trata, el daño a los nervios puede llegar a ser permanente.

¿Qué hacer?


 Evita el consumo de alcohol, ya que la B12 se almacena en el hígado. Revisa que las medicinas que estés tomando, no interfieran con los procesos de absorción de la B12. Si eres vegano, comienza a tomar un suplemento de B12 (oral o en inyecciones) y/o consulta a tu médico lo más pronto posible para analizar las posibilidades.

  Hay que estar atentos a qué necesita nuestro cuerpo en todo momento. Revisa tus hábitos alimenticios y asegúrate de practicar una dosis moderada de ejercicio todo los días son sólo algunas de las cosas que deberías estar haciendo, sufras de parestesia o no.
 

¡No olvides compartir para informar a todos!



Importante: Debe aclararse que esta página no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, El Club no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

 

Fuentes: Bioguía
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.