China crea la primera ciudad forestal del mundo

En la ciudad de los árboles todos los edificios están cubiertos de plantas para combatir al calentamiento global.



  China está plena construcción de la primer ciudad forestal del mundo, que tiene como objetivo combatir el calentamiento global y la contaminación del aire. El arquitecto italiano Stefano Boeri ha sido el artífice de este increíble diseño cuyo objetivo es luchar contra la contaminación.
 
  La urbe estará ubicada al norte de Liuzhou, en la zona montañosa de Guangxi, al sur del gigante asiático. Su objetivo es combatir el calentamiento global

  Oficinas, casas, hoteles, hospitales y escuelas estarán completamente cubiertos por un total de 40,000 árboles y 1 millón de plantas de 100 especies. Se trata de la primera ciudad forestal del mundo, que albergará a 30 mil personas en un par de años más.


  El proyecto que ya se planea hacer al norte de Liuzhou, pretende absorber casi 10 mil toneladas de CO2 y 57 toneladas de contaminantes al año, también prospecta producir cerca de 900 toneladas de oxígeno. Nada mal para un país con altos índices de contaminación.

  Las áreas residenciales, escuelas, hospitales y espacios recreativos darán un nuevo aspecto a la zona montañosa de Liuzhou, en Guanxi, en un área de 175 hectáreas, a lo largo del río Liujiang, justo sobre lo que se ha planeado conectar con líneas de ferrocarril y una vía rápida para coches eléctricos.

  La vegetación está diseñada para recorrer los balcones y los tejados de una serie de rascacielos que abarcan 175 hectáreas a lo largo del río Liujiang, en esta zona montañosa de Guangxi.

 En esta ciudad forestal que ya ha empezado a construirse a las afueras de Liuzhou, provincia de Guangxi China), vivirán alrededor de 30.000 personas en una zona totalmente cableada con zonas comerciales y de oficinas, áreas residenciales, espacios recreativos, un hospital y dos escuelas. Se conectará con Liuzhou gracias a una línea rápida de ferrocarril para coches eléctricos.

   "Por primera vez en China y en el mundo, un asentamiento urbano innovador combinará el desafío de la autosuficiencia energética y el uso de energías renovables con el desafío de aumentar la biodiversidad y reducir eficazmente la contaminación del aire en las zonas urbanas, gracias a la multiplicación de las superficies vegetales y biológicas urbanas", comentan los responsables.


  
  El concepto de 'Forest City' es el resultado de una serie de propuestas de arquitectos y diseñadores para mejorar la calidad del aire en las ciudades, como la Smog Free Tower de Daan Roosegaarde, una potente aspiradora que absorbe el aire contaminado y lo purifica y que cuyas partículas de 'smog' producen 35 cubos (al día) que posteriormente son transformados en joyas.

  Lo cierto es que el aire alrededor de la torre es un 70% más limpio que en el resto de la ciudad. La arquitectura verde crece en popularidad.

Los responsables del proyecto calculan que esta futurista y pionera ciudad estará terminada en 2020.


El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.