Agua de avena para adelgazar, reducir el colesterol y controlar la diabetes

La avena es muy saludable para el organismo y, además, es uno de los cereales más completos. Tiene un alto contenido en fibra tanto soluble como no soluble y contiene vitaminas minerales y aminoácidos esenciales para el funcionamiento del organismo.



  La avena está considerada como uno de los cereales más completos que se pueden incluir en la dieta, ideal para los desayunos, los almuerzos e incluso las meriendas, especialmente el agua de avena.

  Entre sus propiedades nutricionales destaca su alto contenido de fibra, vitaminas, minerales y aminoácidos esenciales que participan en el buen funcionamiento de muchos de los órganos vitales del cuerpo.

  Además, cuenta con carbohidratos de absorción lenta que ayuda a aumentar la sensación de saciedad mientras participa de forma positiva en el control de los niveles de azúcar en la sangre.

  Una de las razones por las que ocupa el primer lugar como la más consumida en todo el mundo es esa versatilidad que deja incluirla en decenas de recetas y remedios naturales tanto para la salud como para la belleza.


  Hace algún tiempo se hizo muy popular el agua de avena, un líquido que ayuda a aprovechar al máximo sus propiedades para lo que tiene que ver con la reducción del peso corporal y el control de varias enfermedades.

 Hoy vamos a compartir todos los beneficios que se obtienen por consumirla y la sencilla receta para elaborar en casa. ¡Disfrútala!

  Según un estudio llevado a cabo por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la ingesta diaria de tan sólo 60 gramos de avena, puede ayudarnos a controlar eficazmente los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre, reforzando así nuestra salud y previniendo la aparición de problemas y enfermedades cardiacas.


Beneficios del agua de avena


  Además de ayudarnos a controlar el colesterol y reforzar nuestro corazón, el agua de avena aporta muchos otros beneficios a nuestra salud.
  
  El agua de avena es una bebida 100% natural que nos permite disfrutar al máximo todas las cualidades nutricionales de la avena sin alterar su composición y disfrutando de un sabor muy agradable.

  La principal razón por la que ya ganó fama en muchos lugares del mundo es porque demostró ser un excelente apoyo para aquellas personas que han decidido adoptar una dieta para perder peso de forma saludable. Su significativo aporte de fibra actúa como un regulador metabólico, cuya función es mejorar la capacidad del organismo para quemar grasa con más facilidad.

  También tiene un efecto saciante que vale la pena destacar, ya que disminuye esa ansiedad por la comida, que conlleva a ingerir calorías en exceso. 


  Sus aportes de fibra insoluble ayudan a mantener la buena función digestiva, a la vez que evitan el estreñimiento y facilitan la eliminación de muchas sustancias de desecho que se quedan acumuladas en el tracto digestivo.

  Además, gracias a la leucina, isoleucina y treonina, aminoácidos esenciales, su ingesta regular contribuye a disminuir los niveles de colesterol malo (LDL) presente en la sangre y estimula la función hepática para producir la lecitina que necesita el organismo para deshacerse con facilidad de los metales pesados y otras sustancias tóxicas.

  Una ventaja que no podemos dejar de mencionar es que puede ser ingerida por personas con diabetes tipo 2 o aumentos en sus niveles de azúcar en la sangre.

  Esto se debe a su aporte de fibra soluble y carbohidratos de absorción lenta, cuya acción en el cuerpo apoya la disminución del índice glucémico.


Cómo preparar en casa agua de avena


 La forma de elaborar agua de avena en casa es bastante simple y no requiere ingredientes costosos o difíciles de conseguir. Como base siempre será agua y avena integral, pero también se le puede añadir un poco de canela o vainilla.

Cómo preparar en casa agua de avena
Ingredientes


1 taza de avena (105 g)
2 litros de agua
1 ramita de canela (opcional)
Preparación
Introduce la avena en la licuadora y agrégale un vaso de agua para licuarla a velocidad rápida.
Una vez obtengas una mezcla homogénea, agrégale el resto del agua y la canela.
Bate unos cuantos segundos y llévala al refrigerador sin colar.

Un consejo adicional es poner a remojar la avena una noche antes para facilitar el licuado.




¿Cómo consumirla?


  Si tu objetivo es adelgazar tendrás que tomar un vaso en ayunas durante, al menos, un mes seguido. Esto te mantendrá saciada por más tiempo y te aportará fibra y nutrientes para el resto de la jornada.

  Para aprovechar el resto de sus beneficios tendrás que consumirla de forma regular, en lo posible un vaso antes de cada comida principal. Por supuesto, la puedes considerar como sustituto del agua común, ya que te servirá para mantener hidratada y llena de energía.

  En conclusión, podrás elaborar en casa una bebida muy saludable para apoyar tu plan de alimentación y lucir una figura más saludable. Si la consumes en ayunas con frecuencia y la acompañas con una dieta balanceada podrás notar una reducción de peso en muy poco tiempo.

  Lo mejor es tomar el agua de avena en ayunas por la mañana, pero puedes tomarla en el almuerzo, como tentempié o para merendar.

Por obvias razones, para mejores resultados siempre te aconsejamos complementar todo esto con la adopción de una buena rutina de ejercicios.


El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.