5 postres nutritivos y fáciles de preparar. ¿Te animas?

¿Estás haciendo dieta pero te derrites por un postre? ¡No te preocupes! Puedes seguir con tu alimentación sana y darte un capricho con alguna de las siguientes recetas.



  Las frutas son un alimento que debemos incorporar mucho más a menudo de lo que lo hacemos a nuestra dieta.

  Y aunque te pueda parecer algo complicado, hoy te vamos a enseñar recetas con frutas fáciles con las que podrás presumir de ser una de las que más fruta come.

Además de ser bajas en calorías, se preparan de manera fácil y sin muchos ingredientes.



Algunos postres sencillos y saludables:


1. Brochetas de frutas gratinadas

Ingredientes

Banana.
Kiwi.
Piña (200 g).
Mango maduro.
Manzana roja.
Fresas (150 g).
Edulcorante líquido (50 ml).

Preparación


  1. Retira la cáscara de la piña, la manzana, el kiwi, el mango y el banano.
  2. Quita las hojas de las fresas.
  3. Vierte el edulcorante en una taza.
  4. Pica en trozos todas las frutas y ponlas a remojar con el edulcorante por media hora.
  5. Arma las frutas en el pincho, colocándoles en fila.
 6. Calienta una parrilla y pon a asar las brochetas hasta asegurarte de que ya están caramelizadas.
  Además de deliciosas, estas frutas le brindan energía a tu cuerpo. Además, le aportan diferentes vitaminas como las del grupo E, y facilitan el tránsito intestinal.




2. Granizado de melón

  
  El melón es ideal para nutrir tu cuerpo de vitaminas del grupo A y E, es diurético, aporta fibras y minerales y previene las manchas en la piel.

Ingredientes


Melón.
Zumo de limón (30 ml).
Hielo (150 g).
Estevia (20 ml).

Preparación


1. Pela el melón y pártelo en cuadros.
2. Vierte en la licuadora junto con el hielo, el zumo de limón y la estevia.
3. Pon a licuar hasta que hayas logrado una mezcla homogénea.

  Este granizado es uno de los postres perfectos para refrescar tu cuerpo después de realizar algún deporte, o si te encuentras en un ambiente con altas temperaturas.


3. Paleta de mango


  El mango es fuente de vitaminas A y C, y minerales como el calcio y el potasio. Es ideal si buscas de un alimento que brinde una buena dosis de energía.

  Gracias a su aporte de potasio, forma parte de los postres que nos ayudan a estabilizar la presión arterial.

Ingredientes


Mango maduro.
Yogur natural (200 g).
Zumo de limón (30 ml).
Ralladura de cascara de limón (10 g).
Estevia (30 g).
Esencia de vainilla (10 g).

Preparación


1. Pela el mango maduro y coloca todos los ingredientes en la licuadora.
2. Bate hasta tener una mezcla compacta.
3. Coloca la mezcla en un molde para paletas o en vasos de plástico junto con un palo de paletas.
4. Pon en el congelador por 5 horas.


4. Mousse de coco 

  El coco se encuentra en multitud de postres y además tiene propiedades antioxidantes y aporta al organismo minerales (hierro, zinc, magnesio, calcio, entre otros).

  Es hidratante por su alto porcentaje de agua, energético y regulador de la presión sanguínea.

Ingredientes


Coco rallado (50 g).
Leche condensada baja en calorías (300 g).
Crema de leche baja en calorías (200 ml).
Leche deslactosada (200 ml).
Gelatina sin sabor (7 g).
Agua tibia (200 ml).

Preparación


1. Vierte en la licuadora la crema de leche, la leche, la leche condensada y el coco rallado.
2. Licua hasta tener una mezcla uniforme.
3. Disuelve la gelatina sin sabor en una taza de agua tibia.
4. Vierte la gelatina en la mezcla de la licuadora y procesa durante unos minutos.
5. Sirve en tazas y lleva al congelador hasta que la mousse quede gelatinosa (de 4 a 6 horas).


5. Flan de banano


  No pierdas la oportunidad de endulzar el día de tu familia con un delicioso y nutritivo flan de banano.

  Como todos lo sabemos, esta fruta es la reina del potasio, mineral esencial para el sistema digestivo, el sistema nervioso y el correcto funcionamiento de los músculos, el corazón y los riñones.

Ingredientes


Bananas.
Leche (500 ml).
Yemas de huevo.
Estevia (30 ml).
Canela en polvo (al gusto).

Preparación


1. Retira la cáscara de las bananas y partelas en trozos.
2. Vierte en una olla la leche, la estevia y la banana y calienta.
3. Cuando esté llegando a su punto de ebullición, deja en mínimo el fuego por 5 minutos más.
4. Añade la canela en polvo a tu gusto y revuelve ocasionalmente.
5. Apaga el fuego, retira los trozos de banano y bate con las yemas de huevo.
6. Vierte esta mezcla en la leche caliente y deja calentar de nuevo.
7. Revuelve hasta que empiece a cuajar.
8.Sirve en platos o en una refractaria y deja reposar.
9. Cuando este fría coloca la mezcla en la nevera de 4 a 6 horas.


El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.