3 Hábitos que te ayudarán a quererte más cada día

En muchas ocasiones pasamos por alto el amor por nosotros mismos, por nuestra persona interior. Solemos acostumbrarnos, quizás por miedo, a considerar que la mejor forma de mejorar más y más rápido es siendo exigentes con nosotros mismos. 



 Una forma de percibir y construir nuestra realidad en la que la sociedad ha jugado y juega un papel fundamental. Un trasfondo que de alguna manera nos invita a odiarnos y por ello hoy quiero darte algunos consejos para que aprendas a quererte más.


  Todos los días estamos en la búsqueda de una vida mejor, de un cuerpo más saludable, de una mente más sana, de un trabajo que nos guste, de reunirnos con personas que nos hagan bien, entre otras cosas.

 Hay muchos modos de elevar nuestro autoestima, de consolidar una buena forma de alimentarse, de descansar, de hacer ejercicio, de tener una vida social y amorosa y en esta nota te contaremos un poco cómo hacerlo.

 Sentirse bien con uno mismo es una misión que a veces puede parecer complicada pero es muy necesario y saludable para nuestro cuerpo y nuestra mente.


1- En la mañana: Una afirmación POSITIVA


  Siempre que uno se levanta, suele costar mucho trabajo. A veces por no dormir bien la noche anterior, por falta de sueño, por ansiedad o por otro motivo. Y a veces por no tener ganas de hacer lo que debemos hacer como ir a trabajar o a estudiar o algún tipo de compromiso.

 Lo que te recomendamos que apliques todos los días al despertarte, antes de salir de la cama es hacer una afirmación positiva y realista de tu propio día. 

 Esto está demostrado que ayuda a sobrellevar el día y lo mejora en gran dimensión. Si puedes visualizar positivamente tu día, posiblemente será mejor de lo que iba a ser anteriormente.


 Todos los obstáculos que has superado son razones para quererte


  Muchas de las experiencias que llevamos en nuestra mochila de recuerdos, aunque nos parezcan nimiedades, son obstáculos que superamos y nos hacen ser lo que somos: grandes y extraordinarios. 

 Por otro lado, nos esforzamos en situaciones que pensamos que no implican casi gasto, cuando suponen todo lo contrario: adaptación y foco constante en nuestro alrededor.

  Practica el amor con tu persona y siéntete increíble por todo lo que has logrado hasta ahora. De esta manera alimentarás la confianza en ti mismo. 


2- Al mediodía: Una meditación breve


  La mitad del día es un momento ideal para hacer una pausa. Ayuda a que el día no sea haga tan largo y que puedas seguir con energía para continuar con tus tareas cotidianas. 

 En este caso te proponemos la meditación. Para esto debes cerrar los ojos y poner atención a tu propio cuerpo. Pensar en cómo te sientes y cómo te observas por fuera y por dentro.

  Este ejercicio te ayudará a interpretarte y a escucharte. De este modo podrás acercarte más hacia ti y tus propios deseos. Saber qué necesitas y qué deseas es muy importante y necesario para que te encuentres saludable. Escuchar tu propia voz es primordial y te hará sentirte más seguro, más animado y más feliz, indudablemente. 


3- Por la tarde: Haz algo que disfrutes mucho


  Por la tarde lo ideal es que realices una actividad que te guste mucho. Puede ser una actividad física como un deporte, danza, cantar, tocar algún instrumento; visitar a un familiar o a un amigo. 

  Tomarse tiempo para uno mismo tiene que ser algo casi obligatorio en el día todos los días. Disfrutar de algo especial es esencial. Si no dispones de tiempo por la tarde, puedes hacerlo por la mañana. ¡Lo que importa es que lo hagas!

Practica el “lo siento y gracias” con amor hacia ti mismo


  Nos enseñan a ser amables, a ser compasivos y a prestar atención a las necesidades de los demás: es lo que se supone que hace una buena persona. Concédete el regalo de darte las gracias por todos aquellos momentos que has sido capaz de superar y de los cuales has aprendido sin hacer daño a nadie. Ni a ti mismo.


  Felicítate por cada decisión que tomas con valentía y constancia, confiando en ti en todo momento. Valora lo afortunado que eres por tener libertad y haber tomado la decisión de no sabotearla, buscando como escudo a los demás y saliendo de la guarida solamente cuando todo ha salido bien.

  Y aquí te dejamos una lista de preguntas que podrán ayudarte para encontrar qué es lo que te gusta hacer:

1- ¿Qué te gustaría probar?

2- ¿Con quién más disfrutas estar?

3- ¿Qué es lo que más adorabas de pequeño hacer?

 Eres el único que sabe como hacerse sentir bien, así que no pierdas tu tiempo haciéndote sentir mal.  




El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.