Vivir con un hombre equivale a 7 horas de trabajo extra para la mujer, según estudios

Si estas iniciando la vida en pareja y no sabes por qué te sientes más cansada ahora que meses atrás, pues estudios realizados por la Universidad de Michigan encontró la explicación.




  Un estudio hecho por la Universidad de Michigan en Estados Unidos ha revelado que las mujeres que se casan o que comienzan a vivir con su novio, suman siete horas extra de trabajo a su jornada semanal. ¡Siete horas! 

  Frank Stafford quien fue el director encargado del estudio realizado en l Instituto de Análisis Social de la universidad de Michigan reveló cómo obtuvo los datos para el estudio y el tiempo que se empleó para hacerlo.


  Según Stafford se utilizó la data de trabajo entre hombres y mujeres desde el año 1968 hasta el año 2005. 


 Para poder obtener mejores resultados hombres y mujeres entre ellos casadas y solteras tenían que registrar en un diario cada tarea realizada durante el día, indicando que las mujeres solteras dedican menos horas de trabajo en el hogar mientras que las casadas el tiempo se doblegó.

  Los datos demostraron que hombres pasaban la mayoría del tiempo fuera de casa ya sea por ocio o trabajo, mientras la mujer se encargaba de la mayoría o todas las tareas del hogar, y el trabajo se intensifica mucho más si trabajaba fuera de casa y/o le sumaban el cuidado de los niños.


  Aunque no en todo matrimonio es así, aunque si pasa en la mayoría de ellos, así que, es recomendable si vives en pareja o estas pensando hacerlo, fijar las tareas equitativas del hogar con tu esposo para que así puedan colaborar ambos en el hogar y no termines tan cansada al final del día y puedan tener momentos románticos en pareja, seguramente a él le encantará el motivo de esta idea.

  Sí, descubrieron que las mujeres jóvenes y solteras gastaban menos tiempo en tareas, mientras que las casadas doblaban la cantidad de horas fácilmente. Esto incrementaba rotundamente cuando la familia se acrecentaba. 


  Los investigadores también descubrieron que estos números eran mucho peores en 1976, debido que las mujeres realizaban un promedio de 26 horas a la semana de labores domésticas. 

Así que lo mejor es que platiques seriamente con tu pareja para que las tareas del hogar se repartan igualitariamente.


El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.