Los 10 mejores remedios caseros de la abuela para dormir mejor

¡Qué haríamos sin las abuelas! Esas sabías mujeres que nos miman al máximo, cocinan de vicio y tienen los remedios perfectos para hacernos



  ¿Sufres de insomnio y te gustaría dormir mejor? Con estos 10 remedios caseros de la abuela, sin duda alguna, podrás dormir mejor y profundamente.

1. La canela.


  Este ingrediente tiene usos milenarios y... ¡uno de ellos es luchar contra los problemas de insomnio!

  Mezclar un cuarto de cucharadita de canela en polvo en un vaso de leche caliente. Beber una hora antes de irte a la cama.


2. Nuez moscada.


  La nuez moscada tiene propiedades sedantes y funciona como una ayuda en el sueño natural.

  Añade una cucharadita de nuez moscada en polvo a una taza de leche caliente. Y toma antes de irte a dormir. Por otro lado, puedes añadir una pizca de nuez moscada fresca a una taza de agua o jugo de fruta caliente, antes de dormir.


3. El azafrán


  El azafrán también tiene un sedante suave que ayudan a tratar el insomnio.

  Añadir un par de hebras de azafrán en un vaso de leche caliente. Tómalo en la noche antes de ir a la cama.


4. Té de Manzanilla.


  Debido a su larga historia como una ayuda para dormir, el té de manzanilla es conocido como un remedio natural que te ayudara a dormir profundamente. 

  Aunque la causa exacta es desconocida, los estudios científicos han indicado que la apigenina compuesto que posee la manzanilla, puede ser responsable de su efecto tranquilizador.

  Hervir una taza de agua y agregarle dos o tres flores de manzanilla. Dejar reposar, agregar miel y tomar una hora antes de dormir.


5. Té de lechuga, de los mejores remedios caseros de la abuela.


  La lechuga es una planta con propiedades para reducir la ansiedad, el insomnio y además resulta deliciosa en ensaladas.

  Mezcla una taza de té de lechuga hervida y una cucharada de miel y beber todos los días una hora antes de dormir.


6. Té Valeriana y Nuez moscada.


  Es una hierba médica con sedante y relajación muscular. Incita y estimula la relajación profunda en el sueño.

  Mezcla media cucharadita de valeriana y nuez moscada rallada en dos tazas de agua caliente. Y dejar actuar durante 15 minutos. No es recomendable utilizar este tratamiento durante más de dos o tres semanas.


7. Semillas de comino.


 Aunque el comino suele utilizarse en la cocina, en la medicina tradicional se utiliza para inducir el sueño.

  Mezcla una cucharadita de comino en polvo en el puré de plátano y cómelo antes de ir a la cama. Si no tienes en polvo, muele las semillas de comino.


8. Los plátanos.


  El consumo de plátanos es muy útil en la lucha contra el insomnio, ya que contiene triptófano, lo que ayuda a aumentar los niveles de serotonina, permitiendo regular los patrones de sueño. 

 Los minerales como el hierro, calcio y potasio en esta fruta también ayudan a dormir.


9. Baño caliente.


  Tomar un baño caliente alrededor de dos horas antes de irte a la cama puede ser de gran ayuda en el tratamiento para el insomnio. Funciona para relajar el cuerpo y calmar las terminaciones nerviosas.

  Para hacer este tratamiento más eficaz, añade unas pocas gotas de aceites esenciales al agua tibia con que te bañas; tales como: bálsamo de limón, manzanilla, romero o lavanda.


10. Vinagre de manzana y miel.


  El vinagre de manzana también puede ayudarte; pues contiene aminoácidos que alivian el agotamiento. 

  Por otra parte, la miel también favorece el sueño mediante el aumento de la insulina que causa la liberación de serotonina, una sustancia química en el cerebro que ayuda a regular los ciclos del sueño.


Mezcla dos cucharadas de vinagre de sidra de manzana y miel en una taza de agua tibia. Tomar antes de ir a dormir.


El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.