En Europa será ilegal vender pajitas, bastoncillos y cubiertos de plástico

La Unión Europea planea ponerle fin a la venta de estos artículos para reducir los desechos plásticos contaminantes.



  Todos estos materiales representan el 70% de toda la basura marina, según el Ejecutivo comunitario. El objetivo del paquete de iniciativas es reducir a la mitad los desperdicios de estos productos

  La Unión Europea prohibirá artículos de plástico de usar y tirar como pajitas y vasos de poliestireno para 2021, acordaron altos cargos de la UE, dentro de una serie de medidas para disminuir el uso del plástico con el fin de reducir los residuos marinos.


  El conjunto de medidas propuestas por Bruselas se centra en los diez productos de plástico de un sólo uso que son encontrados en las playas y en los mares europeos, así como en distintos aparejos de pesca. Todos estos materiales representan el 70% de toda la basura marina, según el Ejecutivo comunitario.

  Los artículos incluyen bastoncillos de algodón, cubiertos, platos, pajitas, agitadores de bebidas, bastones para globos y recipientes de alimentos hechos con poliestireno expandido.


  Para otros productos de plástico, como recipientes de comida, vasos y tapas, el foco se centrará en limitar su uso y establecer obligaciones de limpieza para los fabricantes en algunos casos. 

  Todas las botellas de plástico tendrán que tener al menos un 30 por ciento de material reciclado para el año 2030.

  “Todos hemos escuchado la advertencia del Foro Ecónomico Mundial y de otros de que, medido en peso, habrá más plástico que peces en los océanos del mundo para el año 2050 si continuamos vertiendo plástico al mar al ritmo actual”, dijo la ministra de Sostenibilidad, Elisabeth Koestinger.


  El plástico se ha estado convirtiendo en un grave problema desde hace décadas. En 2016 la producción de este material llegó a los 335 millones de toneladas anuales, mientras que en 1950 era de 1,7 millones. La diferencia es abismal y los efectos ambientales se han hecho sentir.

  Pero este no es el único problema, sino también la poca reutilización, que se calcula en Europa es solo del 30%. 

 “Somos pioneros en la aplicación de esta estrategia. El resto del mundo nos está mirando”, comento el director general de Medio Ambiente de la Comisión Europea Daniel Calleja.


  Estos productos que serán vetados en el futuro son los que, según la Comisión Europea, son de “usar y tirar” y que cuentan con alternativas asequibles y fácilmente disponibles. Otras propuestas del acuerdo incluyen que las botellas de plástico contengan un 25% de material reciclado en el 2025 y el 30% en 2030.

La Comisión también obligará a las instituciones a reseñar en una etiqueta el impacto ambiental negativo de los productos de plástico, muy al estilo del tabaco y el alcohol.



Fuente: Bioguía / Córdoba / Eitb / El País
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.