12 Frases que debes excluir de tu vocabulario para siempre

Tanto para la comunicación verbal, como para la escrita, algunas palabras podrían llegar a ser redundantes, e incluso, generar inexactitudes en el proceso de comunicación.

 

Expresiones y palabras limitantes que te atan a esquemas mentales poco constructivos.

  Algunas de ellas son negativas para nosotros porque son términos limitantes que nos impiden avanzar y desarrollarnos, otras son poco específicas y otras pueden dañar la autoestima de la persona a la que se lo decimos. 


Somos lo que decimos


  Las palabras tienen un efecto positivo o negativo en nosotros mismos y en los demás. Catherine Pratt, autora del libro “Cómo tratar con gente negativa”, afirma que las personas negativas pueden provocar que otros se sienten agotados o incluso deprimidos. 

 Y es que las palabras que utilizamos no solo afectan a otros individuos, sino que hablan mucho de nosotros. Como dice la frase popular, “el lenguaje es el reflejo de nuestro pensamiento”.

  Las palabras tóxicas también tienen consecuencias sobre nuestra propia imagen y sobre cómo nos ven los demás. 

 Las personas queremos rodearnos de gente positiva y evitar aquellas personas que nos hacen sentir mal y que proyectan negatividad. Además, las palabras tóxicas también son palabras limitantes, en el sentido de que limitan nuestro desarrollo personal y no nos permiten alcanzar el éxito.


1. Siempre


 Tal y como se explicó anteriormente, los absolutismos encierran al interlocutor en una posición que podría denotar una mente cerrada. 
 También se trata de una palabra que podría conllevar a inexactitudes, para el correcto entendimiento de un mensaje.


2. Debo, no debo


  “Debo o no debo” tiene que ver con una serie de creencias sociales o lo que los demás te dicen que debes hacer.

  Tú eres la única persona que sabe lo que te motiva y lo que te hará feliz. Así que ya puedes borrar de tu diccionario personal esta palabra o las frases como: debo casarme, debo ser médico, etc. Mejor utilizar así: "quiero ser bombero" o "quiero viajar".

3. No puedo


 

4 Imposible


  Esta palabra es similar a “no puedo”, y como se ha dicho anteriormente, excepto algunos casos, los objetivos realistas se pueden lograr. Más que imposible, mejor sería de decir: “es difícil pero no imposible.”

  La cuestión es que aunque a la práctica existen cosas que no pueden ser hechas en un tiempo determinado y con los recursos de los que se dispone, utilizamos muy a menudo en concepto de la imposibilidad para no movernos del lugar, no esforzarnos para progresar.


5. Odio


  El odio es una emoción negativa que fomenta la agresividad y la violencia. Según cuenta el psicólogo Manuel Vitutia en el Huffington Post, “Esta emoción nos roba la paz y no nos deja disfrutar de nada más. Sentir odio es como sufrir una úlcera"

 No conseguiremos nada diciéndole a alguien que le odiamos. Siempre es mejor la aceptación y seguir adelante sin rencores.


6. Nunca


  Al igual que la palabra 'siempre', la palabra 'nunca' también cae en absolutismos.

   Para Forbes, habría que evitar utilizar esta expresión, ya pueden generarse desventajas al reafirmar una negación, en función a que no existe la posibilidad de que algo ocurra.

7. Qué lástima

 

8. Literalmente


  Palabra que debería utilizarse cuando algo es literal, pero con frecuencia, se usa para reafirmar alguna situación u evento.

  Forbes recomienda que en esos casos, se opte por la palabra 'figurativamente', ya que es probable que se quiera describir algo de manera metafórica.


9.Culpa


  Culpar a los demás también puede enmascarar nuestras propias inseguridades, y puede evitar reconocer que nosotros también somos culpables. 
 De hecho, es más fácil culpar al otro que hacer una profunda reflexión sobre tu parte de culpa.

10. Feo


  Vivimos en una sociedad que valora mucho el aspecto físico de las personas y en el que predomina una cultura de la imagen. 
 Y no todo el mundo tiene unos rasgos físicos que enamoran. Pero eso no te da derecho a despreciar a alguien por ese motivo, porque puede que en su interior atesore otras cualidades importantes. 

 Llamar feo a alguien puede hacerle mucho daño y por eso debemos borrarlo de nuestro diccionario.

11. No merezco


 


12. Inútil


  Llamar inútil a alguien es como llamarle incompetente. Es un insulto degradante que debería evitarse a toda costa. 

 En el trabajo, si piensas que alguien no tiene las cualidades necesarias para desempeñar esa función, házselo saber pero motívale para que se dedique a otra cosa. Seguro que podrás sacar a relucir su talento de otra manera.

Y por ùltimo...Fracaso


La palabra fracaso debe borrarse del diccionario personal, porque es una palabra limitante y, por tanto, interfiere negativamente en el desarrollo personal. Los fracasos son experiencias de las que se puede aprender y son vivencias muy enriquecedoras.



El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.