¿Por qué sientes hormigueo en manos y pies?

Aunque no tiene por qué indicar una afección importante, SIEMPRE es conveniente que si presentamos hormigueo en manos y pies acudamos al especialista para descartar posibles problemas más graves.




 Las manos y brazos son partes del cuerpo que contienen un gran número de terminaciones nerviosas, lo que permite tener movimientos más delicados, sentir objetos y alteraciones de temperatura. 

  De esta forma, cualquier pequeña alteración que puede afectar estos nervios pueden provocar el surgimiento de hormigueo o entumecimiento.

 Algunas de las causas más comunes son la presión en los nervios, dificultades en la circulación sanguínea, inflamación, migraña o enfermedades más serias como la diabetes.


  En cualquiera de los casos, si el hormigueo es intenso, demora muchos días en desaparecer o si surge asociado a otros síntomas como cansancio excesivo, dolor en el pecho o dificultad para hablar es importante consultar con el médico para que verifique cuál es la causa y se inicie el tratamiento más adecuado.

Estos son los motivos del hormigueo en manos y pies.


1. Un nervio pellizcado en cuello o espalda


  Una mala posición al dormir o una pequeña lesión al realizar deporte puede terminar con un nervio del cuello o la espalda pellizcado.

  Aunque no es un problema severo, puede causar hormigueo en manos y pies. Además, sentirás que se te duermen los hombros o dolor al estar en ciertas posturas.

  Es importante tratar a tiempo este problema, porque dejarlo podría derivar en una condición similar a la artritis.

  Si bien existen ciertos medicamentos que pueden ayudar a lidiar con el dolor, lo ideal es trabajar con terapia física para relajar la zona y colocar el nervio en su lugar.

  No trates de solucionar el problema por tu cuenta mediante masajes o realizando ejercicios sin supervisión.


2. Migraña


  En muchas personas, la migraña puede ser precedida por síntomas sensitivos llamados aura, que incluyen hormigueos en las manos, brazos, piernas o boca, por ejemplo, además de cambios visuales, dificultades en el habla o, incluso, debilidad en los miembros.

 Qué hacer: el tratamiento de la migraña es orientado por el neurólogo, e incluye el uso de medicamentos analgésicos, antiinflamatorios o específicos para la migraña, de manera que alivien el dolor.

  También es posible que sea necesario realizar un tratamiento preventivo, además de tomar ciertas medidas para evitar las crisis como por ejemplo eliminar ciertos alimentos de la dieta, evitar algunos olores y trasnocharse.


3. Síndrome del túnel carpiano


  ¿Pasas mucho tiempo escribiendo en tu teléfono inteligente o tecleando en tu computadora? Estos movimiento repetitivos y vibraciones pueden ocasionar una compresión del nervio de la muñeca, ocasionando el síndrome del túnel carpiano y hormigueo en manos.

Lo que puedes hacer es:


  Descansar la mano. Realiza pequeños descansos cada 30 minutos o cada hora. En este descanso cambia de posición las manos, gíralas, abre y cierra.
Si te es posible, aprovecha para hacer algunos ejercicios de estiramiento con los hombros para relajar toda la zona.

  Asegúrate de que tu posición es la correcta. Si trabajas frente a un escritorio debes asegurarte de que colocas las manos de la forma correcta. Esto lo lograrás con un escritorio que no sea demasiado alto o bajo y la silla adecuada.


4. Diabetes


  Si padeces diabetes, prediabetes o resistencia a la insulina es importante que prestes atención a los altos niveles de glucosa en sangre. El motivo es que la glucosa en sangre resulta tóxica para los nervios y provoca hormigueo en manos y pies.

  Esta toxicidad deriva en neuropatía diabética cuando no es tratada a tiempo y la glucosa en sangre sigue aumentando o no se controla.


En caso de que seas diabético te recomendamos:


- Realizar de forma periódica el examen A1C (hemoglobina glicosilada) que te indicará tu nivel real de glucosa en sangre de los últimos tres meses.
- Lleva un control estricto de tu diabetes para evitar los picos de glucosa.
- Mantén una alimentación sana y equilibrada.
- Realiza ejercicio para mantener el buen funcionamiento de los músculos.


5. Hipotiroidismo


 Una tiroides que no funciona correctamente ocasiona hormigueo, cansancio excesivo, sensibilidad al frío, aumento de peso, piel seca y pérdida de cabello.

¿Has notado todos estos síntomas en los últimos meses? De ser así debes acudir a tu médico cuanto antes, ya que el problema empeorará si no sigues el tratamiento correcto.


 Tu médico te pedirá un examen de sangre para comprobar el estado de tu tiroides. Te recomendamos seguir el tratamiento que te indique al pie de la letra para evitar complicaciones futuras.


6. Esclerosis múltiple


  La esclerosis se da en más mujeres que hombres, entre los 20 y los 40 años. Es un problema del que aún no se conoce la causa. De hecho, los síntomas más comunes, además del hormigueo en manos y pies, son:

 

Ahora que ya conoces las causas del hormigueo en manos y pies es momento de que analices si tu problema se trata de algo muy puntual o si te está avisando de que algo va mal en tu salud.


El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.