No tienes ni la menor idea de lo que puedes hacer con agua y limón

Siempre hemos escuchado la multitud de beneficios de esta bebida casera, pero ¿son ciertos o son mitos? Te lo contamos





 La mayoría sabemos que tomar agua en la mañana aporta muchos beneficios, promueve el movimiento de los intestinos, activa el sistema digestivo y te prepara para los afanes del nuevo día.

  Lo que quizás no sabías, es que mezclándola en bebidas o infusiones con sustancias naturales puedes conseguir más beneficios para la salud y lo mejor, empezar a quemar grasa.


  Por ejemplo, en Japón se tiene la costumbre de tomar agua tan pronto se despiertan, ellos llevan esa terapia aprobada por la asociación médica de Japón (Japan Medical Association), pues afirman que este hábito ayuda a combatir diferentes enfermedades.

  Según la creencia de los japoneses, podrías empezar a tomar agua en la mañana si tienes: Problemas del sistema cardíaco.

  Durante mucho tiempo esta bebida ha sido promocionada como una ayuda para la salud y el bienestar por algunos médicos e investigadores, e incluso por celebridades como Gwyneth Paltrow. 


 Las diferencias con el "zumo" de limón envasado son bastante obvias, ya que nunca aportará tantos beneficios como algo casero. Además, este último es más barato y no tiene conservantes y aditivos, pero, ¿funciona realmente?

  "Es difícil saber cómo ha mejorado mi sistema inmunológico pero no enfermé durante las dos semanas que duró mi experimento"


  Existen muchos defensores del agua con limón. Supuestamente ayuda a la digestión, desintoxica el hígado, borra las manchas de la edad, acelera tu metabolismo, ayuda con la depresión y la ansiedad, alivia la acidez, protege del cáncer y tiene efectos antiiflamatorios. 

  También hay muchos escépticos, pero con que solo haga la mitad de lo dicen que hace, ya sería bastante buena. ¿Quién está en lo cierto?

  Así, Dina Gachman decidió beber dos vasos de agua con limón todos los días durante dos semanas para ver si realmente existe un impacto tan notable como muchos expertos aseguran.


  Dolores de cabeza y cuerpo, obesidad, artritis, bronquitis, epilepsia, enfermedades urinarias y de los riñones, vómito, gastritis, diarrea, hemorroides, entre otros.

  Pero no solo en la cultura japonesa se ha hablado de los grandes beneficios del agua, médicos del mundo la están recomendando cada día.

  Pues además de ayudarte, no tiene consecuencias secundarias negativas, más que ponerte a orinar con mucha frecuencia si no tienes la costumbre de tomar grandes cantidades aún.



Entonces, ¿qué estás esperando para comenzar a tomarla?…


  Pero calma, si no te gusta tomar agua porque no tiene sabor, la puedes saborizar o acompañarla; como he mencionado antes, el agua se puede mezclar con diferentes ingredientes naturales, hierbas, frutas y hasta comidas para potenciar sus beneficios.

  El ingrediente más reconocido para hacer infusiones es el limón, que es del cítrico del cual quiero comentarte hoy.



  Es probable que más de uno haya visto a sus abuelas preparar agua con limón en la mañana o luego de las comidas para mejorar la llenura o la indigestión.

  Ellas no estaban equivocadas, tenían toda la razón, el limón es diurético, antiinflamatorio y aporta muchos nutrientes al organismo. Todo eso aparte de antioxidantes.

  Vitaminas del grupo B y minerales. Que si los juntas todo, obtendrás una mezcla especial y beneficiosa para tu cuerpo, vas a mejorar la digestión y eliminarás toxinas.

  Pero falta más, sigue leyendo para que conozcas más beneficios de beber agua con limón.


Agua con limón: 6 beneficios que te cambiarán la vida


  Tomar agua con limón todas las mañanas tiene beneficios infinitos, pero estos son los primeros que vas a notar:

  El sabor es ácido pero aumenta la excreción de ácidos por la orina, por lo que su efecto en la sangre y el organismo es alcalinizante (y, por ello, desintoxicante). El pH del limón es de 2,6, posiblemente uno de los más ácidos entre las frutas. El pomelo, la naranja, la piña –o el tomate– también son ácidos.

  Un vaso de agua con medio limón aporta 2 kilocalorías, y a cambio nos ofrece potasio (10 mg), vitamina C (4 mg), flavononas (2 mg de eriocitrina, diosmina, hesperidina y naringenina) y algo de fibra (0,5 g). Esta fórmula resulta depurativa y mejora la circulación de la sangre.


  El agua con limón es un remedio de primera elección para resfriados y faringitis. Se ha atribuido su eficacia como estimulante de la inmunidad a su contenido en vitamina C. Sin embargo, aunque el limón es rico en esta vitamina, no es una "bomba".

  El efecto se debe, según estudios realizados, a la combinación de aceites aromáticos y fitonutrientes como las flavanonas, que multiplican por 200 la capacidad estimulante de la vitamina C.

  Gracias al contenido en citratos (230 mg en 5 ml), previene la aparición de cálculos renales. El consumo del jugo de medio a un limón cada día eleva significativamente los niveles de citrato en la orina, lo cual reduce la formación de cálculos en el sistema urinario (en riñones y vejiga).


  El agua con limón también ayuda a mejorar la inmunidad. La acción conjunta de la vitamina C y las flavononas incrementa el número de glóbulos blancos, las células defensivas capaces de eliminar virus, bacterias y células enfermas. Por ello se recomienda en el tratamiento dietético de las infecciones, especialmente las respiratorias.

¿Sorprendidos? Seguro que no sabías que el agua con limón tiene tantos beneficios.

  Luego de leer, ¿ya estás pensando como quieres disfrutar de todas sus propiedades?

Parece increíble todo lo que le puede aportar a nuestro organismo esta bebida tan económica, que puedes acompañarla durante el día con una buena dieta y ejercicio, que acelerará los procesos de curación y te hará perder peso.



El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.