Las personas que prefieren chocolate amargo son ser más malvadas, según estudios

Según la investigación también tienden a ser más desagradables, vanidosas, egoístas, sádicas, narcisistas, e incluso psicópatas



  Los chocolates son los dulces favoritos de muchos, sin embargo, existen todo tipo de sabores y el más amargo (según dicen) es solo para paladares seleccionados.

  Si conoces a ese alguien que prefiere el chocolate amargo, te contamos que sí tienen el paladar un poco extraño, pero también podrían ser algo malvados.

  El estudio científico reveló que las personas que prefieren el chocolate amargo, el café sin azúcar y los rábanos serían más malvadas.


¿Qué dice el estudio?


  Los investigadores austriacos estudiaron casi 1000 paladares diferentes antes de llegar a esta conclusión: las personas que prefieren la comida amarga tienden a ser más desagradables, vanidosas, egoístas, sádicas, narcisistas e incluso psicópatas. 


  De acuerdo con el estudio, los resultados sugieren que las personas que sienten placer con los alimentos o bebidas de sabor amargo, tienen una personalidad más oscura. Estos resultados son la primera evidencia de que las preferencias de sabor amargo están vinculadas a los rasgos de una personalidad malvada.


Cómo se hizo el estudio


Los estudiosos no sólo usaron una experiencia, sino dos.

  En el primer caso, reunieron a un grupo de 500 personas para evaluar el nivel en que les gustaban determinados alimentos. En este grupo contenía los hombres y las mujeres, con edades de 35 años, respondieron cuestionarios sobre cuatro acerca de su personalidad. 

 Las preguntas tenían por objetivo probar los niveles de agresividad, cuanto eran tolerantes después de una provocación y aún, si tenían tendencia a partir para agresión física.

  De ese modo, descubrieron que las personas que respondieron que "gusto de causar con los demás", eran personas con el perfil de aquellas que les gustan el agua tónica y el chocolate amargo por ejemplo. 


 En la segunda experiencia, los estudiosos confirmaron los resultados de la primera, aplicando la misma prueba, y, una vez más de 450 personas participaron.

  Los estudiosos explicaron que, el sabor amargo en lo general, surge como un presupuesto para el maquiavelismo, la psicopatía, el narcisismo y el sadismo.

  Las personas agradables, en cambio, no tienden a gustar alimentos amargos, y con ello, suelen ser más amables y simpáticos.


La encuesta habla por si misma


  En la encuesta, se estudiaron más de 1.000 sabores para llegar a esta conclusión: las personas que toman sabor amargo de los alimentos tienden a ser más desagradable, demasiado vanidoso, egoísta, sádico, narcisista, y muchos todavía pueden ser consideradas psicópatas. 

  Los resultados sugieren que aquellas personas que sienten placer al consumir comidas más amargas poseen un lado oscuro en su personalidad. Estos resultados fueron registrados como la primera evidencia clara de que las personas con preferencia a sabores amargos tienen rasgos de personalidad malévolos.


Fuente: Blasting / MSN / Vix
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.