Las personas demasiado sensibles solo son ángeles con las alas rotas

Ser altamente sensible tiene numerosas características positivas. Aquí tenemos algunas de las cualidades que comparten las personas altamente sensible.



  Si alguna vez has conocido a una persona demasiado sensible, sabes que son personas muy honestas y sinceras. Sin embargo, no se toman muy bien las traiciones y el rechazo. Se alejarán de una relación si no se sienten valoradas.

  La gente más sensible reacciona más frente a cualquier situación. Por ejemplo, mostrarán más empatía y preocupación por los problemas de un amigo. También suelen preocuparse más por la reacción de otra persona ante a un suceso negativo.


  Cuando una persona es demasiado sensible, normalmente hay una razón detrás de eso. Ha sido lastimada en el pasado de alguna manera. 

Ya sea por esto o a pesar de esto, son personas muy compasivas y cariñosas con los que conocen. Solo tienen dificultades para confiar en los demás.


En realidad, son ángeles con las alas rotas.


  Sin embargo, se elevan cuando los cuidan y los aman como se debe. Las personas demasiado sensibles constantemente están luchando una batalla interior que el mundo exterior no puede ver. Acumulan las cosas y las esconden.
 
  Si eres una persona demasiado sensible, debes saber que no es bueno guardarte las cosas. Podría ser difícil para ti el dejar ir.

  Las personas altamente sensibles reaccionan a las críticas de forma más intensa. Como consecuencia, a veces emplean algunas tácticas para evitar las críticas, como por ejemplo, tratar de agradar siempre a la gente, criticarse a sí mismos, o evitar mostrar el origen de las críticas.


  Dependiendo de la cultura, la sensibilidad se puede considerar un valor añadido o, por el contrario, algo negativo. Según algunas de sus investigaciones, en Norteamérica, la gente se burla con frecuencia de los hombres altamente sensibles, mientras que en otros países como Tailandia e India, los hombres sensibles no suelen ser objeto de burla, según afirmaron en las entrevistas.

  Te cuesta mucho dejar ir a las personas permanentemente. Necesitas estar bien al dejar ir a alguien y sin saber qué pasa en su vida. Debes comprender que no pasa nada si ya no formas parte de su vida y no sentir culpa por eso.

  Si eres una persona demasiado sensible, debes saber que mereces lo mejor de la vida. Si conoces a una persona muy sensible, apréciala y agradece que esté en tu vida.


¿Eres una persona demasiado sensible? ¡Cuenta tu experiencia! Y si no lo eres, comparte este artículo con una persona sensible que conozcas para que pueda ver por sí misma quién es en realidad.



Fuente: ApostCultura
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.