7 señales indiscutibles de que eres un pluviófilo

¿Te gusta la lluvia? Mientras algunos se quejan de que van a a estropearse sus zapatos o de que su pelo se va a mojar.



  Tú, en cambio, caminas con placer bajo esa tormenta de verano sin pensártelo dos veces, deleitándote.

  Con la fantástica sensación de las gotas golpeando tu piel y el fresco y renovador aroma a tierra mojada.

  Si piensas que la lluvia es uno de los regalos más hermosos y desconcertantes de la naturaleza y que felizmente prefieres las nubes a un cielo soleado.



  Probablemente seas un pluviófilo. A los pluviófilos les encanta la lluvia y encuentran paz y felicidad en los días de lluvia.

  En lugar de deprimirse por el tiempo nublado y por las nubes que traen tormenta, para el pluviófilo el estruendo de los truenos es algo que tranquiliza su corazón.

Aquí encontrarás siete señales reveladoras de que eres un pluviófilo certificado.


1. Los días lluviosos te relajan más


  ¿Tormentas repentinas? ¡Ningún problema! Mientras que otros se apresuran a llegar a casa antes de que llegue la lluvia o se quejan durante todo el trayecto matutino.

  Tú abrazas ese tiempo lluvioso y te sientes muy a gusto cuando las gotas comienzan a caer. El sonido de la lluvia.

  Calma algo muy profundo dentro de ti, y de verdad que no puedes entender a la gente que se queja del clima lluvioso.


2. Te encanta la naturaleza


  Tienes que estar al aire libre aunque sea unos pocos minutos cada día. Sin un poco de aire fresco y un espacio abierto, te deprimes.

  Tanto si se trata de pasar una tarde descansando bajo el sol o respirando el aire fresco del invierno, siempre te apetece pasar tiempo fuera.


3. Podrías ver la lluvia caer durante horas


  Tanto si estás en casa o en la oficina, te encanta ver la lluvia caer por la ventana. Ese elegante pero poderoso goteo desde el cielo hasta el suelo nunca dejará de fascinarte.

4. Te encanta el olor tras la lluvia


  Si pudieras crear tu propio perfume, el aroma sería el que se puede oler después de una tormenta.

  El indescriptible aroma fresco y a tierra mojada que te deja en éxtasis después de una tormenta es tu olor favorito.


5. Prefieres el cielo tapado

 
  La mayoría de la gente prefiere el sol y el cielo despejado, pero tu idea de un clima perfecto es otra; oscuridad nubes bien gruesas y truenos que retumban en la distancia.


6. Empaparte bajo la lluvia es tu pasatiempo


  Así como muchas personas solo se mojan cuando olvidan sus paraguas y no encuentran donde refugiarse.

  Tú disfrutas tomándote tu tiempo para caminar bajo la lluvia y, si fuera seguro, felizmente saldrías y dejarías que la lluvia empapara tu ropa.

  Mojarse bajo la lluvia es purificador y refrescante, y querrías poder hacerlo más a menudo.


7. Escuchar la lluvia caer te calma


  Ya se trate de una llovizna suave o de un aguacero violento, el sonido de la lluvia al caer te tranquiliza

  Incluso sueles ponerte melodías de lluvia en YouTube para conciliar el sueño. El caer de las gotas de lluvia en los cristales de las ventanas es música para tus oídos y el estruendo que provoca una tormenta te ayuda a dormir por la noche.


  Hay algunas cosas en este mundo que nos emocionan como nada más puede hacerlo. A algunos les pasa con los libros.

  Los bibliófilos están fascinados por el olor, el aroma y el sonido de los libros, así como por las historias que contienen.

 De la misma manera, los pluviófilos experimentan una profunda sensación de calma y disfrute cuando llueve. Si eres un pluviófilo, abraza la idea.

Mientras lo que ames no dañe a nadie, no hay vergüenza en encontrar la felicidad en cualquier cosa, y especialmente en algo tan natural y hermoso como lo es la lluvia.


Fuente: Apost / Buzzfeed
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.