7 Frases de amor que debes repetirle a tus hijos todas las veces que puedas

Las palabras de amor son importantísimas para el crecimiento de tu hijo, un entorno amoroso le dará el sostén que necesita.



  Una frase o una palabra tiene un poder enorme tanto para hacer el bien como el mal a la persona que se la decimos.

  Cuando ellos son dichas desde un lugar de amor y nutrición la voz se convierte en caricia, te llena el corazón, te sostiene y crees que eres capaz de todo, aumenta tu seguridad y sabes que tienes una red de contención a tu alrededor que te hace imparable.


  La madre y su hijo crean un lazo fuertísimo a lo largo de la vida. La comunicación entre ellos hasta trasciende el habla, se crea un vínculo energético entre los dos en el cual cada uno siente al otro.


  Si este esta reforzado por frases y pensamientos de aliento y cariño crean una burbuja entre ellos en la cual no hay temor para expresar lo que sienten.


1. Te amo


  Tomate el tiempo para decirle Te amo a tu hijo, el sentirse amado le da la seguridad de saber que cuenta contigo y siempre estarás allí para darle tu cariño.

  Nunca es demasiado, demuéstrale tu amor con esta frase y con acciones de amor como el abrazo, los mimos, los besos.


2. Me haces la persona mas feliz del mundo


  De repente te encuentras embelesado viendo a tu hijo bailar o haciendo una monería y fluye de tu corazón esa frase.

  Es hermoso que ellos sientan y sepan cuan bien nos hacen sentir y como llenan nuestros días de felicidad.


3. "Nunca te rindas"


 Esta frase es muy útil para alentar y cambiar la actitud del niño si se pronuncia con un tono alegre y un poco juguetón. Debes tener en mente que tu objetivo es darle un empujoncito al niño para que encuentre la salida de la situación que lo atribula. 

  Como ejemplo podemos citar el caso de la misma dama del punto anterior y su hijo de tres años. Cuando armaban juntos un rompecabezas el pequeño intentaba hacer coincidir una pieza en el lugar que no le correspondía, diciendo "¡Nunca te rindas, nunca te rindas!"

  Su mamá lo corrigió: "Es verdad, no debes rendirte, pero es posible que estés haciendo algo mal, en ese caso lo mejor es detenerse y pensar, desarrollar una estrategia. Si nada cambia a pesar de tus esfuerzos debes buscar otra salida, inventar otra estrategia hasta que puedas lograr lo que quieres"

  Hay que explicarle al niño que es tan importante no rendirse como estar abierto a nuevas soluciones.


4. "La derrota no es una elección"


  Habla con tu hijo acerca de lo que esa frase significa. Explícale que debe afrontar cada una de las experiencias de su vida como una lección, y que eso hace que la derrota no sea sino un escalón en su desarrollo y una herramienta para idear nuevas estrategias. La derrota no se elige, se aprovecha.

  Cada vez que tu hijo haga algo de forma incorrecta, o se vea en una situación desagradable pregúntale qué aprendió de eso. Habla con él al respecto, explícale que todos aprendemos de nuestros errores, raspaduras, golpes y vergüenzas.

  Lo que si es una elección es aprender a crecer, y dejar atrás los malos momentos, ser perseverante y creer en sí mismo.


5. Eres un ser maravilloso y especial


  Expone sus virtudes, todo lo bueno que tiene. Recalca sus capacidades no sus falencias. 

 Dale apoyo en todo lo que emprenda y si algo no sale como lo esperado debes repetirle lo maravilloso que es y que las cosas se consiguen con esfuerzo, que tiene muchas características valiosas para lograr todo lo que quiera.


6. Confío en ti


  La confianza crea. El decirle todo lo que confías en él le aporta seguridad y positivismo a todo lo que quiera hacer. 

  El confiar en él y que el confíe en lo que es lo vuelve indestructible ya que genera una energía en la que la duda no tiene espacio. “Creer es crear”.


7. Me siento orgullosa de ti


  El reconocer lo orgullosa que nos ponen su logros, los pasos y las elecciones que va haciendo en la vida, les da seguridad en si mismos. No solo los motiva sino que les da confianza para lograr todo lo que se propongan.

  Cada noche cuando lleves a tu pequeño tesoro a dormir, dile "Estás seguro aquí, te amamos y nos preocupamos por ti"

  Pronuncia esas palabras con ternura y tranquilidad para que se queden grabadas en su mente y hagan eco aún en su vida adulta, para que emerjan en momentos de estrés y dificultades. 

¿Repites estas frases a tus hijos? Comparte otras frases que sueles de decirles a diario para colmarlos de amor.


Fuente: Genial / Positivo
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.