Si tu grupo sanguíneo es ¨O¨, deberías saber estas 5 cosas

Los seres humanos podemos ser clasificados de muchas formas distintas: género, edad, puesto de trabajo, coeficiente intelectual, nacionalidad… ¿Qué finalidad tienen todas estas divisiones? Nada menos que clasificar a las personas en base a formar unas estadísticas útiles para diversos organismos. 




La invención del sistema ABO


 Durante siglos se creyó que la sangre de todos los seres humanos era la misma, más allá de la supuesta “sangre azul” de las familias pertenecientes a la realeza.

   En los primeros años del siglo XX, más concretamente en 1901, Karl Landsteiner ideó un sistema bastante útil con el que todos nosotros podemos conocer bastante del líquido que corre por nuestras venas. 


 La tenencia de antígenos de un tipo determinado dará lugar a que seamos del grupo “A”; si, por otro lado, poseemos otra variedad, estaremos dentro del complejo “B”. ¿Y si no tenemos ninguno de ellos? Pues en ese caso nuestra división será “O”.

  Aún cuando los seres humanos pertenezcamos a una misma especie, la realidad es que no somos totalmente iguales, poseemos distintivos que nos hacen ser únicos.

  Entre esos distintivos se encuentra nuestro color de piel, sexo, preferencias sexuales, ubicación territorial y nuestro tipo de sangre, mismos que nos ayudan a diferenciarnos los unos de los otros.

  Cuando hablamos del grupo sanguíneo hablamos de una división compleja, en especial cuando se habla del conjunto O.


Dentro del grupo sanguíneo existe una división establecida y se conocen específicamente 4, las cuales están sub-divididas.




A: A- y A+

B: B+ y B-

AB

O: O- y O+

   Cada una de ellas cuenta con un gran número de personas, el grupo A cuenta con 32% a nivel mundial, el grupo B cuenta con el 22% a nivel mundial, los conjuntos con menor cantidad de personas es AB con 6% solamente.

  Mientras el grupo O es el más grande ya que cuenta con el 44% de la población mundial, lo curioso es que hay cosas que no se sabe sobre las personas que portan este tipo de sangre.


Estas son las cosas que debes saber de las personas del grupo sanguíneo O


1 - Las personas con este tipo de sangre no se enferman con regularidad.


  Aunque como cualquier ser vivo suelen enfermarse, las personas pertenecientes al grupo O no suelen hacerlo con regularidad, incluso cuando llegan a enfermarse lo hacen de manera rápida. Cuando se enferman se recuperan rápidamente y no suelen padecer efectos secundarios o secuelas de malestar.

2 - Son hiperactivos.


  Debido a que generan más hormonas que el resto de las personas suelen ser más activos. Es por eso que no se les recomienda ingerir café, bebidas alcohólicas o energizantes.


3 - Sólo pueden recibir donaciones de sangre de su mismo grupo.


  De acuerdo con investigadores solamente pueden recibir sangre de su propio grupo.
Sin embargo, estas personas pueden donarle sangre a todos los grupos, A, B y AB, aunque ellos no puedan recibir ningún tipo de sangre de ellos.

  Las personas con sangre perteneciente al grupo O, es más compleja que la de los otros grupos.


4 - Las personas con este tipo de sangre son líderes natos.


  Este punto puede no encuadra con todas las personas pertenecientes a este grupo, pero la gran mayoría muestra una personalidad con indicios de liderazgo y fuerte. Tienen una gran visión de seguir adelante y ayudar a los demás. 

 Aunque suena como una personalidad sencilla, en realidad puede llegar a ser complicada, esto puede ser por la cantidad de hormonas que generan.


5 - Suelen ser más impulsivos que los demás.


  En ocasiones este tipo de personas realizan las cosas sin pensar en las consecuencias. Hacen cualquier cosa sin derecho a equivocarse y cualquier resultado lo toman como aprendizaje.

 Las personas con este tipo de sangre pueden considerarse especiales aunque pertenezcan al grupo más común.

Y tú ¿a qué grupo sanguíneo perteneces?




Fuente: Paradigma terrestre / Entérate de algo
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.