Cortar lazos con miembros de tu familia a veces es saludable

Las relaciones familiares pueden ser muy complicadas. La mayoría de las personas experimentan un fuerte sentimiento de culpa si están considerando seriamente distanciarse de un familiar cercano, incluso si es por su bienestar. 



  Pero a pesar de lo difícil que es elegir, hay una serie de razones por las que cortar lazos con alguien de tu familia puede terminar siendo una buena decisión para ambas partes.

  No puedes elegir la familia en la que naces, pero sin duda tienes la opción de alejarte de ellos si son tóxicos y solo te causan dolor. Sin duda, es una decisión difícil, pero si es la única manera de mantener la cordura, entonces puede ser la forma correcta de manejar la situación.

 Estas son las razones por las que cortar lazos con miembros de tu familia es saludable:


1. Corta lazos si hablan chismes sobre ti


   Si tu familia cree que todo lo que acontece en tu vida es un tema que puedan andar divulgando, lo mejor es ya no confiarles nada y alejarte de ellos.

  Cuando una persona comparte con otra sus problemas más íntimos, es por comodidad y confianza y lo mínimo que puedes hacer es respetar su privacidad y vulnerabilidad.

  El que compartas con alguien los sucesos relevantes de tu vida no le da el derecho de llevar y traer chismes y no debería ser algo que permitas ni toleres.



2. Te cuestionan por todo (gaslighting)


  El gaslighting es conocido por ser una táctica manipuladora para hacer sentir a la víctima impotente y que cuestione su propia percepción, su cordura y memoria.

  Cuando te das cuenta de que un miembro de la familia hace algo mal, algo que quizás te perjudica y lo confrontas y este lo niega todo desacreditándote, entonces estás siendo gaslighting.

  Cuando esto se vuelve algo constante que te hace sentir impotencia, es momento de cortar lazos con esa persona, tu salud mental y emocional te lo agradecerá.



3. Solo están ahí para ti cuando necesitan algo


  Cuando existe una relación sana entre tu y tus familiares se nota porque tanto tu estás para ellos como ellos para ti, siempre, en las buenas y en las malas, y nunca se la piensan dos veces para aparecer en tu vida cuando dices necesitar apoyo o ayuda.

  Sin embargo, cuando los miembros de la familia sólo están cuando necesitan algo de ti, entonces no vale la pena ser parte de su vida ni hacerlo parte de la tuya pues está claro que el lazo entre ambos está ¨condicionado¨.

  Definitivamente nadie merece este tipo de relación familiar.



4. Son manipuladores


  La familia debe ser saludable, no tóxica, no se vale que un día te insulten o te hagan sentir mal y al otro actúen como si nada hubiera pasado.

  A esto se le llama manipulación y es una táctica que suelen utilizar para atraerte cuando sientes que te alejan, esos momentos en que se portan bien en realidad solo es para tener el control sobre ti.


5. Te juzgan


  El mundo está lleno de personas críticas, pero de alguien que no deberías esperar juicios acerca de tu vida es de tu familia.

  Cuando se trata de una crítica constructiva, bienvenida pero cuando no es así y te juzgan al grado de bajar tu autoestima o herir tus sentimientos, lo mejor que puedes hacer es alejarte porque se supone que sin importar cómo seas, la familia es la que siempre debe estar ahí para ti y ayudarte a ser mejor persona.

Conclusiones


  Cuando hay niños de por medio cortar lazos es más complicado, pero en ocasiones es sin duda la mejor opción.

  Conforme vamos creciendo y madurando nos damos cuenta de cómo son las personas que nos rodean, si tenerlos a nuestro lado nos beneficia o no.




El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.