Según estudio las mujeres que no toman alcohol podrían sufrir demencia

Un estudio realizado a 9.000 londinenses de entre 35 y 55 años concluye que los abstemios tienen más probabilidad de sufrir la enfermedad



  Las personas que se abstienen de consumir alcohol o beben en exceso a la semana a temprana edad, tienen mayor riesgo de desarrollar demencia, aseguraron investigadores europeos.

  Estudios previos indicaban que tanto la abstinencia como el consumo excesivo de alcohol se asociaban con un riesgo de demencia, por lo que especialistas de la Universidad Colegio de Londres (UCL) y del Instituto Nacional Francés De Salud E Investigación Médica (Inserm) decidieron investigar esta relación.

  Fueron los especialistas de la Universidad Colegio de Londres (UCL) y del Instituto Nacional Francés De Salud E Investigación Médica (Inserm) quienes investigaron si había alguna relación.


Así fue el estudio


  Se reclutó a nueve mil británicos de entre 35 y 55 años en 1985. Se determinó el impacto de los factores sociales, conductuales y biológicos a largo plazo. 

 Asimismo, fueron evaluados a intervalos regulares durante ocho años en su consumo de alcohol, y la dependencia que hacia éste generaban.


  Primeros resultados:

  En 397 casos se registró demencia durante un período de seguimiento de 23 años. La edad promedio del diagnostico de demencia fue de 76 años.

  Se tomó en cuenta factores sociodemográficos, de estilo de vida y relacionados con la salud para controlar las variables de dicho estudio. Sin embargo, se encontró que aquellas personas que se abstenían o bebían en exceso terminaban con mayor riesgo de demencia.

  “Entre aquellos que beben más de 14 unidades por semana de alcohol, cada siete unidades por semana de aumento en el consumo se asoció con un aumento del 17 por ciento en el riesgo de demencia”, informó.


  Los análisis adicionales fueron consistentes lo que sugiere que los resultados son sólidos. Esto no quiere decir que incrementes tu consumo de alcohol basado solamente en estudios epidemiológicos.

  Sin embargo, el otro extremo también sale perjudicado: entre los bebedores excesivos, es decir, aquellos que consumieron más de catorce unidades alcohólicas por semana, los expertos encontraron mayor riesgo de demencia.


  Además, este aumentaba cuanto más bebía una persona, teniendo en cuenta que con cada aumento de siete bebidas por semana había un aumento del 17% en riesgo de demencia.

  La epidemióloga recalcó que los análisis adicionales para probar esta hipótesis, también fueron ampliamente consistentes, lo que sugiere que los resultados son sólidos.

A pesar de los hallazgos, la investigadora pidió a las personas abstemias no empezar a tomar para evitar la demencia y en el caso de los que ingieren alcohol, mencionó que se debe hacer SIEMPRE con mesura.


Fuente: Nueva Mujer / Excelsior / ABC
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.