Mira lo que le sucede a tu cuerpo cuando comes avena todos los días

Como bien sabemos el desayuno es considerado la comida más importante del día, pues lo que consumas en él, así como sus cantidades y los nutrientes, es lo que rendiremos y la energía de la que podremos gozar durante las próximas horas.




  La importancia de este también radica en lo mucho que favorece al metabolismo, pues al no olvidarlo evitamos comer a deshoras, tener mejor digestión y ayuda a mantenernos en forma.

  Existe una gran variedad de alimentos que podemos consumir, pero sin duda el más recomendado es y será la avena, el alto nivel de nutrientes, vitaminas, carbohidratos y proteínas lo convierte en el desayuno ideal.


  «Desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo». Dicen que el desayuno es la comida más importante del día y es cierto.


   Una de las opciones más populares es la avena, porque es sencilla de preparar y muy versátil: le puedes agregar lo que quieras para tener una versión distinta cada día. Pero lo más importante es que puede aportar grandes beneficios a la salud.

Aquí te dejamos las razones por las que debes incluir avena en tu desayuno diario, toma nota:



1. Obtendrás una piel más sana


  La avena es ideal para el tratamiento de afecciones inflamatorias como el eczema o la irritación, ya que su consumo promueve la salud de la piel. Sus propiedades únicas provienen de la presencia de una amplia variedad de vitaminas y oligoelementos que se encuentran en su composición.

   El zinc ayuda a limpiar los tejidos, y a eliminar las toxinas y otros compuestos dañinos. También hace que los poros abiertos se cierren de manera efectiva creando un efecto rejuvenecedor. 

  El hierro es uno de los elementos más importantes para la nutrición y la saturación de la humedad en las células de la piel. 

  El manganeso elimina la hinchazón y la inflamación además de promover la cicatrización rápida después de heridas, hematomas, quemaduras y otras microlesiones. El magnesio normaliza la circulación sanguínea y proporciona una marcada renovación de las células de la dermis.



2. Para bajar de peso


  La revista Journal of the American Collage of Nutrition ha publicado un estudio en el que hacía que un grupo comiese avena caliente de desayuno mientras que otro grupo de comparación desayuna cereales tipo corn flakes.

  Ambos tipos de raciones contienen 363 calorías – los que comieron avena tuvieron sensación de estar saciados durante más tiempo y por la misma razón pudieron bajar de peso con más facilidad.

  Los carbohidratos de absorción lenta que contiene la avena actúan lentamente, lo que nos permite regular el apetito y la ansiedad. Eso da como resultado que nuestro nivel de azúcar se mantenga normal. Los nutrientes que contiene no solo aceleran nuestro metabolismo, sino que también previenen la acumulación de grasas y toxinas en nuestro cuerpo.



3. El nivel de azúcar en la sangre


  La avena contiene betaglucanos, que ayudan a bajar el nivel de colesterol en el cuerpo, los betaglucanos son fibras que forman gel y se encuentran justo por debajo de las cápsulas de la avena. 

 Se han publicado interesantes estudios sobre los betaglucanos en la revista American Journal of Medical Nutrirtion.


4. Estarás satisfecho por más tiempo (y con más energía)


   La avena puede ser un gran aliado para los que quieren evitar picar entre comidas. Como es un alimento rico en fibra, te hará sentir saciado por más tiempo.

  Por otro lado, la avena permitirá que el nivel de azúcar en la sangre se mantenga estable por más tiempo, por lo que te sentirás con energía durante el día.


5. Tus músculos recibirán más proteínas

  
  Aproximadamente 8 cucharadas de harina de avena le dan a tu cuerpo un 15% de la cantidad diaria recomendada de proteínas. No te olvides de la vitamina E, los antioxidantes, y la glutamina, los cuales ayudan a regenerar las fibras musculares más rápido.



6. El colesterol disminuirá



  La avena contiene una fibra llamada beta-glucano, la cual ayuda a reducir el colesterol en el cuerpo.

  Debido al ácido linoleico y a la fibra soluble contenida en la avena, ayuda a bajar el nivel de triglicéridos y colesterol malo en la sangre. 

 Estos nutrientes “limpian” los restos de grasa en las paredes de las arterias y protegen nuestro cuerpo del desarrollo de enfermedades graves como la aterosclerosis, ataques al corazón y derrames cerebrales.


7. Corazón contento


  Según un estudio de Harvard, comer avena todos los días es una gran manera de bajar el colesterol. Eso se debe a que contiene beta-glucano, una fibra soluble que puede reducir el colesterol malo sin afectar al bueno y también puede ayudar a descender la presión arterial..

8. Fomenta la digestión


  La mayoría ya sabe que la fibra ayuda a la digestión de los alimentos, el instituto sueco de nutrición Livsmedelsverket recomienda la ingestión de 25 a 35 gramos de fibra al día.

  Una ración de avena contiene 1/5 parte de la dosis diaria recomendada, si comienzas el día con un plato de avena ya estás en buen camino.


  La fibra ayuda a fomentar la actividad intestinal, además te aporta la sensación de estar lleno durante mucho tiempo.

Es por eso que es perfecta para tu rutina diaria, sin mencionar que la fibra te ayudará a mantener un buen funcionamiento de tus intestinos y, por lo tanto, impedirá que te esfuerces durante las evacuaciones intestinales.


¿Comes avena todos los días? ¿O tal vez empezarás a comer más después de este artículo? ¡Cuéntanos en los comentarios!



Fuente: Oyheea / Vix / Mundo interesante
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.