La semana laboral de 4 días comienza a aplicarse en Nueva Zelanda

En Nueva Zelanda algunas empresas están testando la semana laboral de cuatro días y de momentos los datos lo califican como un “éxito absoluto”.



  Desde la Revolución Industrial, las horas de trabajo por día han sido 8 o más, y dependiendo de cada país 5 o 6 días. Una empresa de Nueva Zelanda ha estado intentando cambiar eso y ha implementado 4 días laborales, ¿logrará mantener los resultados esperados?

  La compañía neozelandesa Perpetual Guardian anunció que está dispuesta a implementar la semana laboral de cuatro días, luego de poner a prueba la política en marzo y abril con resultados favorables. Los abogados de la firma aprobaron el experimento, sin perjuicio al salario de los trabajadores y destacando que su implementación no debe ser obligatoria.


  Los datos que arrojó el experimento llevaron a calificarlo de "éxito absoluto" por los expertos encargados de su seguimiento y evaluación.

   El 78% de los trabajadores experimentó una mayor conciliación en su vida laboral y personal al trabajar sólo cuatro días pero cobrando como si hubieran fichado cinco, según informa The Guardian. Previamente a los meses de estudio, el pasado noviembre el sentimiento de conciliación era del 54% para los empleados.

 El nivel de estrés de los trabajadores se vio también afectado para bien pues se redujo un 7% mientras que el de satisfacción creció un 5%.


Puesta en práctica


  A partir del 1 de noviembre, los más de 240 empleados de Perpetual Guardian tendrán la opción de trabajar solo cuatro días a la semana mientras siguen ganando su paga regular de cinco días.

  Desde los inicios de las pruebas, organizaciones de más de 50 países de todo el mundo se han contactado con la compañía para obtener asesoramiento sobre la mejor manera de implementar la semana de cuatro días.


  En Perpetual Guardian, los empleados recibirán el mismo salario que antes y se espera que cumplan con sus objetivos de productividad semanales para continuar siendo elegibles para la semana más corta.

  El personal también continuará acumulando vacaciones anuales y conservará sus derechos.

El ministro de Relaciones Laborales en Nueva Zelanda, Ian Lees-Galloway, calificó de "muy interesante" la iniciativa de Andrew Barnes y animó al resto de compañías a investigar en modelos de trabajo alternativos para favorecer la conciliación y al trabajador.



Fuente: Bioguía / El mundo / Infobae / Euribur
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.