Expertos aseguran que las madres deben tomar vacaciones sin sus hijos

Cada vez más mujeres se animan a dejar los chicos a cargo de su pareja para viajar con amigas.




  El destino suele depender de la cantidad de días, que por lo general varían entre tres y diez, como para no comprometer las vacaciones familiares en verano o invierno.

  “La fantasía de tomarse vacaciones del vértigo de la rutina familiar siempre estuvo, la diferencia es que hoy es posible. Y esto se da porque los modelos culturales de madre y padre fueron cambiando: por la independencia económica femenina y por el rol que el padre ocupa en la casa y en la crianza. 


  Si la madre se puede ir es porque cuenta con un marido que puede hacerse cargo de los chicos solo. 

  Esto en otro momento era un poco impensado, las madres eran o parecían seres imprescindibles en la casa” sostiene Marisa Russomando, especialista en crianza y familia.


Descanso por completo


   Suena fuerte, pero más de una vez lo has pensado. “Me iría a una isla desierta” he dicho alguna vez cuando me he sentido completamente agotada o enojada.

  Y es que, en verdad, lo que las madres a veces anhelamos es desconectar por un momento de la realidad, relajar, y dejar de sentirnos constantemente alertas y atentas a las necesidades de nuestros hijos y familia. Y para ello, ¿qué mejor que unas vacaciones a solas?

  La Doctora Nava Silton, profesora de psicología, dice que las madres necesitan a menudo una recarga de energía, y que para ello podrían ser beneficiosas unas “momcations”, es decir, unas vacaciones del rol de  madre, o vacaciones sin hijos.


  “La maternidad puede ser muy estresante, ya se trate de tensiones financieras, tensiones de tiempo, solo tratar de hacer mucho en un período de tiempo muy corto“, dice la profesional. “Creo que es realmente importante que las madres se rejuvenezcan y se refresquen”.

  Según Fabiana Cornejo, médica especialista en Psiquiatría, cada vez más parejas eligen tomar vacaciones si sus hijos. Ella aduce que las vacaciones familiares pueden ser muy divertidas, pero a veces no representan el descanso que los padres buscan, por lo que acuden a las vacaciones lejos de los niños.

Fuente: Fernanda Gonzalez Casafús para Familias, visita aquí la nota completa / Clarín / La  Nación
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.