Cuidar a los hijos cansa más que trabajar. Según un estudio

Una vez que se duermen los hijos, regresa la calma; pero, las mamás sentimos que no podemos más… estamos tan agotadas que nos quedamos dormidas al instante. Tal vez dirían que exageramos, pero un estudio reciente avala que, efectivamente, cuidar a los hijos es más agotador que cualquier trabajo fuera de casa.



  Si alguna vez has sentido que cuidar a tus hijos es más cansando que cualquier otra actividad, ¡estás en lo correcto! Un grupo de científicos estudió esta situación y comprobó que cuidar al menos a 2 niños, es más cansado que trabajar. 
 
  Según el estudio del Pew Studies Center Analysis , el educar a los hijos es una "actividad muy agotadora", mientras que el trabajo remunerado no lo es tanto.

  Según la encuesta aplicada a un grupo de madres trabajadoras y otras amas de casa, el 12% consideró que cuidar a los hijos es demasiado agotador, comparado con un trabajo normal en oficina. 


  Sin embargo, de un modo general, ser madre o padre en tiempo completo no es reconocido por la sociedad como una actividad compleja que, así como otros trabajos ejercidos fuera de casa, exige mucha dedicación. 

 Quienes asumen esta responsabilidad reciben cuestionamientos del tipo: «¿Por qué estás cansado? No trabajas, solo cuidas a los niños.»


Un estudio que confirma que cuidar a los hijos cansa más que trabajar


   Rebatiendo este cuestionamiento, un estudio de la Universidad Católica de Lovaina, en Bélgica, concluyó que cuidar de los hijos cansa más que trabajar. En esta investigación, 2 mil padres fueron encuestados, y 1 de cada 10 afirmó que cuidar a los hijos compromete la salud emocional y física.

  Los resultados mostraron que el 13 % de los participantes poseía altos niveles de cansancio y sentimiento de incapacidad. Los índices varían del 11,6 % para los padres al 12,9 % para las madres.


Para las madres es aún más cansado


  Los padres no sienten que el trabajo remunerado sea tan gratificante como estar con sus hijos. Las madres del estudio eran más propensas que los padres a informar que todo en general (trabajo, cuidado de niños, cuidado del hogar, ocio, etc.), les hacía sentir realmente cansadas. 

 Las madres suelen sentirse más cansadas en el cuidado de los niños que los padres, según el estudio las madres informaron que se sentían agotadas el 15% de las veces, en comparación con el 6% de los padres.

  Parece ser que para las madres es más cansado según el estudio por el tipo de cuidado infantil que hacen. Los padres pueden pasar más tiempo con sus hijos que hace una generación, pero las madres siguen haciendo mucho más por el cuidado infantil que los progenitores hombre. 


  Según el análisis de Pew, también se descubrió que tanto la madre como el padre pasan el mismo tiempo jugando y haciendo deporte con los hijos. 

 Pero las madres, pasan mucho más tiempo haciendo otras cosas como cambiar pañales, ir a dejar a los niños en la escuela o ayudarles en los deberes. Por estos motivos, las madres aún están más cansadas que los padres.
 
  Afortunadamente, existen muchos padres que se dan cuenta de que es un trabajo conjunto y que ellos, tienen que hacer lo mismo que las mujeres en casa. Y si eres hombre, y no es así… ¿a qué esperas? Tú tienes las mismas responsabilidades en el hogar que la madre de tus hijos.

Después de esto, lo único que podemos señalar es que sí: como demuestra la ciencia, la maternidad no es nada fácil y es muy agotadora. Incluso, podemos hasta padecer el síndrome de Burnout , pero nadie nos quitará la maravillosa sensación de mirar a nuestros pequeños y decir: vale la pena.


El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.