Borracha desentierra a su amiga para tomar con ella y tenerla cerca

Un hecho que parece sacado de una película de terror y comedia ocurrió en México, y es que una mujer sacó a su amiga de su tumba para brindar con ella  y llevarlo a casa para tenerla más cerca.



  Fernanda Guillén Sosa (27), alias “chata”, es conocida por sus familiares y vecinos por ser un poco alocada y algo inclinada a sentir debilidad por las bebidas alcohólicas, lo que le generó ciertos desequilibrios mentales.

  Aún así, anda suelta por las calles de Muna, Yucatán, como si nada y unas noches atrás sintió nostalgia por una amiga al estar “pasada de copas”.


  ¿Cómo pasó? Según el diario La Verdad, el hecho insólito quedó al descubierto cuando se reportó que “la chata” había agredido a golpes a su abuela y tía.


 Tras ello, la policía Municipal de Muna decidió ir a la casa de la  mujer para averiguar más del hecho, pero grande fue su sorpresa cuando en su domicilio encontraron un cráneo humano perteneciente al cadáver de la amiga de ‘la chata’, con residuos de tierra. Ante esto, procedieron a detener a Fernanda de manera inmediata.

  Y es que para la comunidad en donde residía ‘la chata’, ya era normal que esta mujer se embriagara constantemente, tanto así, que se decía que esta mujer podía estar fuera de control. Sin embargo nunca se imaginaron que lo estuviera hasta el punto de desenterrar a su amiga.


  
  Asimismo, también se dice que se escucharon algunos comentarios por parte de conocidos de ‘la chata’, que mencionaban que a pesar de que esta mujer había amenazado que haría tal cosa, nadie le creyó, pues pensaban que se trataba de una simple broma dicha estando en estado de ebriedad.

  Tras este suceso tan extraño y poco usual, el pánico en la comunidad no se hizo esperar, y es que no es para menos, ya que, nadie tiene certeza si ‘la chata’, ya había hecho esto antes, o si lo puede llegar a realizar nuevamente.  

Sea cierta  o no esta historia tan extraña, lo que no puede negarse es que para muchos puede resultar perturbador, así como para otros un chiste.


Fuente:  El Popular
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.