3 Personas que debes alejar de tu vida lo antes posible

Cuando nos topamos con gente tóxica, llenas de energía negativa que casi sin notarlo comienzan a cambiar nuestra forma de ser, nuestros sueños, actividades y nuestra manera de pensar, entonces debemos comenzar a alejarnos de ellos porque no nos hacen para nada bien.





  Las llamadas personas “tóxicas” no tienen la capacidad de apreciar los aspectos positivos de otras y se centran en complicar todo.

  Identificarlas es muy importante porque pueden convertirse en el obstáculo para encontrar soluciones ante las situaciones difíciles.

  Es muy probable que en estos momentos estés al lado de alguien tóxico sin ser consciente de eso.  

  No es tan fácil identificarlos, porque muchas veces se camuflan entre nuestros amigos y se entrometen en nuestra vida profundamente, por eso te ayudamos a identificar a estos 3 tipos de personas que es mejor mantener lejos:


1. El  aprovechado


  Existen varios tipos de aprovechados, pero vamos a hacer énfasis en los dos más comunes: los manipuladores y los que quieren dar lástima.

 Los primeros son aquellos que se aprovechan de su estatus social, habilidades o cualquier cualidad para hacerte sentir inferior o dependiente.

  Adoptan una actitud dominante para conseguir que cumplas todos sus deseos aunque no quieras hacerlo.

  Por otro lado, los que quieren dar lástima buscan despertar toda tu empatía para que les ayudes a solucionar sus problemas o te sientas obligado a prestar algún tipo de ayuda.

  Si bien no está mal ayudar a un amigo en un momento difícil, es importante tener cuidado cuando eso se convierte en algo frecuente.


2. El que no asume su responsabilidad


 Una persona incapaz de reconocer sus errores, que deposita la culpa y las responsabilidades en otras, es alguien que influye de forma negativa en nuestra vida.

  No solo nos puede transmitir ese tipo de actitudes, sino que en algún momento nos puede convertir en sus víctimas.

  Esto nos indica que la persona es demasiado inmadura y no tiene las cualidades necesarias para enfrentar las dificultades.

  De no alejarlas lo antes posible, hay grandes probabilidades de acabar cargando sus problemas y cosas que no nos corresponden.


3. El perezoso


  La pereza es una enfermedad bastante contagiosa. Estar rodeados de personas que la padecen hará que, tarde o temprano, también la sintamos.

  Incluso los de mentalidad más fuerte pueden tener recaídas por dejarse llevar por aquellos que no ven la necesidad de hacer algo.

  Relacionarnos con personas flojas y que todo el tiempo prolongan sus proyectos hará que nuestra propia productividad disminuya.

  Tras identificar a cualquiera de estas personas en tu vida, lo más conveniente es evitarlas para que dejen de influir de forma negativa en tus decisiones, proyectos y momentos felices.


Superar sus formas de manipulación no suele ser sencillo, pero es lo más saludable para tu equilibrio emocional.


El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.