Tener una hija es más caro que ser mamá de un niño, según estudio

Según el estudio de la Asociación Brasileña de Educadores Financieros (Abefin), ha revelado que las personas que tienen hijas, gastan el 30 % más de lo que deberían.



  Las mujeres siempre soñamos con ser madres algún día y a veces nos ponemos a pensar en qué querríamos tener: niño o niña. Mucho nos dejamos llevar por el qué le compraría, cómo lo llamaría, etc.


  El estudio de Abefin no es el único al respecto, el Journal of Consumer Research publicó otra investigación de la Universidad de Texas que afirmaba que en los tiempos de crisis, cuando la economía es inestable, los padres gastan más dinero en las niñas que en los niños. 


  Otra compañía: Money Tips recogió datos de las familias estadounidenses y dio como resultado que los padres gastaban al mes 80 dólares más en niñas que en niños. Esto se traduce en 960 dólares más al año.

  Por ejemplo, algunos padres dicen que un niño es “más fácil” respecto a los cuidados personales; los cortes de cabello permiten una “pasada” de peine y listo, quedan muy bien. En cambio, las niñas tienen que tener más cuidado con su cabello, no sólo en corte sino en peinados y eso significa moños, productos especiales, etcétera.
  
  La ropa no es excepción. Aunque, por supuesto, hay ropa hermosa para niños, los vestidos, mallas, blusas y demás cosas para niñas hacen que las mamás no duden en gastar más por algo con lo que ya imaginaron a sus hijas –incluso visualizaron el peinado y el lugar donde se lo pondrán–.


  Especialistas de Abefin señalan que no solo es cuestión de ropa o accesorios, porque también los juguetes suelen ser más caros que los destinados a niños. Basta con que saquen una muñeca de otro color o con otro tipo de ropa para que “la necesiten”.
 

  “A veces pasa que los objetos para niñas son más caros que los de los varones, incluso si son parecidos; es decir, con que sólo cambien de color”, señalan.

 Además, no podrás negar que una pequeña sonrisa, un cierre de ojo y un gran abrazo son suficientes para que quieras comprarle todo lo que ves a su alrededor.


El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.