Ser mamá equivale a tener 2.5 trabajos según un estudio, es por eso que estás tan cansada

Por fin alguien nos da la explicación del trabajo que representa tener un hijo. Creo que muchas madres coincidirán en que no hay comparación cuando hablamos de trabajos y ser mamá, pues no hay días libres, ni vacaciones y mucho menos una paga. 




  Este estudio ha llegado a estas conclusiones después de entrevistar a 2.000 madres en todo Estados Unidos, con hijos con edades comprendidas entre los 5 y los 12 años. El cálculo de su actividad diaria se resume en 98 horas semanales. 

 Has leído bien: NOVENTA Y OCHO. Compárala con las 35-40 horas que suele tener cualquier profesión y podrás darte cuenta de que hay muy pocos momentos para el ocio y para el descanso.

  El día de estas madres, según las encuestadas, empieza antes de las 6.30 de la mañana cada día.


  Pero no solo es la hora a la que se levantan sino que ya comienza su jornada laboral, que suele terminar alrededor de las 20.30. Han calculado que la media de descanso está en una hora y 7 minutos, tiempo que incluye también comidas y desayunos.

  "Los resultados de la encuesta  demostraron lo demandante que es el rol de mamá y el trabajo sin parar que hacen todos los días", comentó Casey Lewis, investigadora de Welchs en una entrevista en Yahoo! News.

  El 40 por ciento de las mamás dijeron que sus vidas se sienten como una serie interminable de tareas. El 70 por ciento reportaron sentirse demasiado presionadas por proveer a sus hijos de una dieta saludable.


  “Los resultados de la investigación destaca lo demandante que es el rol de ser mamá y la carga enorme de tareas que conlleva”, dijo Casey Lewis. Ella es Directora de Salud y Nutrición de la compañía de bebidas Welch’s. Esta empresa fue la que mandó hacer el estudio del que hablamos.

  La encuesta también examinó en qué “salvavidas” se apoyan las mamás cuando el tratar de hacerlo todo se volvía demasiado estresante.

 La muy extensa lser mamáista incluía el vino, apoyo en los abuelos o en una niñera confiable, Netflix (tanto para los niños como para las mamás), servicio de comida en el auto, juguetes, iPads y snacks saludables.


  El café, una siesta cuando es posible y la habilidad de usar la “voz de mamá” cuando es requerida, también estuvieron dentro de los 20 primeros salvavidas aprobados por mamás.


  Definitivamente todas podemos avalar el poder que tienen estos salvavidas después de vivir una situación estresante con los hijos. Especialmente el café en la mañana y la copa de vino después de que los niños se han dormido.


  ¿Qué opinas? ¿Suena esto como una semana normal de tu vida como mamá? Comparte con nosotras en los comentarios cuáles son tus salvavidas personales, cuando has tenido un día muy largo…



El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.