Salir de fiesta puede alargar tu vida hasta 10 años más

La ciencia por fin complace a los fiesteros. Un nuevo estudio asegura que salir de fiesta puede alargar la vida hasta 10 años más



  Salir de fiesta puede alargar tu vida hasta 10 años más, otro motivo más para que los fiesteros celebren.

  Recientemente la compañía Británica de telecomunicaciones O2 presentó un detallado estudio científico que asegura que salir de fiesta con regularidad, impacta de manera muy positiva en la vida de las personas.

 Patrick Fagan, experto en comportamiento humano y coordinador de la investigación detalla que:



 El estudio que fue aplicado a personas de distintas edades, sexo, oficios y estratos sociales, también hace referencia a los sentimientos, ya que los participantes mostraron mayor empatía con los demás.


  Asimismo, los sujetos de análisis evidenciaron que su estimulación mental aumentó durante una de las pruebas realizadas en un concierto, durante el cual se hicieron mediciones de frecuencia cardíaca así como pruebas psicométricas.

 Otros hallazgo que los participantes confirmaron durante el desarrollo de la exploración fue el experimentar sentimientos de salud y bienestar. Pero eso no fue todo.


¡A celebrar por la longevidad!


 La misma investigación, destaca que además de divertida, los beneficios de una salida entre amigos para compartir un buen rato con música y agradables momentos, han llegado a ser comparados incluso con la práctica de disciplinas como el yoga y con las caminatas diarias en compañía de las mascotas.

  Este estudio llevado a cabo en Londres, muestra en sus resultados que el 67% de los participantes se siente más feliz al escuchar música en vivo que cuando la escuchan en la casa o en el trabajo, esto debido a los niveles de audio en un show y a la posibilidad de compartir el momento y relacionarse con otras personas.


  Finalmente, los investigadores concluyen que una fiesta cada quince días podría ser el camino para lograr una vida mas larga.


Fuente: Nueva mujer

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.