Mientras más abraces a tu bebé, más se desarrolla su inteligencia, según estudio

Básicamente, el afecto o el amor y el contacto físico, son vitales para el desarrollo cerebral del bebé. Así que abrazar, arrullar, besar y acariciar a tus hijos tanto como puedas hace una importante diferencia en su desarrollo.





  Llegó el momento de decir adiós a los desacertados comentarios de “no lo tengas en brazos, que le vas a malacostumbrar” o aquello de “el niño tiene mamitis, está todo el día pegado a ti”…

   Si eres de los que está todo el día abrazando a tu hijo, no sólo te agradecerá las constantes muestras de cariño. Un reciente estudio revela que cuanto más se abraza a los hijos, más inteligentes son. Te damos todos los detalles de esta interesante investigación científica. 


 Según los datos extraídos del  estudio realizado por el Nationwide Childrens´Hospital de Ohio, los abrazos durante el desarrollo del bebé son mucho más importantes de lo que hasta ahora habíamos creído. 

 El cariño, demostrado a través del contacto físico, desencadena el estímulo que desarrolla el cerebro.


¿Eres de la clase de papá o mamá que siempre está abrazando a sus hijos? si la respuesta es “SI” no dejes de hacerlo.


  De acuerdo a esta reciente investigación, el afecto físico es mucho mas importante de lo que creemos durante las etapas de desarrollo del bebé y del niño: besos, abrazos, caricias, contacto físico.


  Mientras mas abraces a tu bebé, mas se desarrolla su cerebro, esto está recién demostrado por el mencionado estudio, que se llevó a cabo con 125 bebés, tanto prematuros como de término, a quienes se les observó como respondían al contacto físico.

  Los resultados indicaron que los bebés prematuros respondieron menos a las muestras de afecto que los bebés a término. 

 Lo que resultó relevante, es que mientras mas cariño y contacto físico recibían los bebés, fuera por sus padres, familiares o personal del hospital, la respuesta cerebral era mas fuerte.


  De acuerdo con el investigador Dr. Nathalie Maitre, el simple hecho de arrullar a un bebé en brazos hace una gran diferencia respecto al desarrollo cerebral del bebé.


 “Es de vital importancia asegurarse que los bebés prematuros reciban muestras de contacto físico positivas, y contacto piel a piel con sus padres para asegurar que sus cerebros respondan de manera saludable a dicho contacto”.

  Eso puede dar una pista mas clara a los profesionales de la salud cuando sugieren mantener aislados a los bebés prematuros de sus padres para que se recuperen hasta que se les dé de alta. 

  Los bebés necesitan estar en contacto físico con sus padres. Básicamente, el afecto o el amor y el contacto físico, son vitales para el desarrollo cerebral del bebé. Así que abrazar, arrullar, besar y acariciar a tus hijos tanto como puedas hace una importante diferencia en su desarrollo.




Fuente: Mamá natural / Naran Xadul
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.