Los bebés que juegan con papá, tienen un aprendizaje más rápido. Según estudio

El jugar para el niño es fundamental en su crecimiento, el desarrollo físico, emocional y cognitivo no puede ser tomado a la ligera. Una de las mayores fuentes de aprendizaje en los bebes de meses, es al jugar ya sea por del contacto directo o indirecto con su entorno o algún adulto.



  La interacción de la madre es más hablada o silenciosa que la del padre, sumando que su grado de cuidado es mayor. No se quita que no sea bueno, pero si queremos enseñar a un bebe a ser más atrevido, hábil motoramente y solo divertirse, llamamos a papa.

Por qué papa mejora más rápido el aprendizaje


  Muchos estudios dicen que la interacción del padre con él bebe al jugar aumenta el grado de aprendizaje en un tiempo menor que si fuera por la madre. Algunos discuten estos estudios y creen que sea 100% probable. Pero no podemos dejar de lado ese % que asegura que si lo es y más cuando al ser lógico con la situación no es muy raro de creer.

  Se entiende que mamá es la parte cuidadosa, el cuidado extremo y el lado de responsabilidad, pero papa es la parte divertida, la parte física, el dejar el miedo e ir hacia la aventura.


  No se quiere decir con esto que los padres no sean cuidadosos con sus hijos, muchos estudios revelan que a partir de una década hacia acá el cuidado o los accidentes ocurridos a infantes es igual al ser cuidados por alguno de sus padres.

  Desde el embarazo se crea un lazo de amor incondicional entre la mamá y los hijos, que les da seguridad y una buena autoestima a los pequeños; pero cuando además los peques conviven mucho tiempo con papá, desde recién nacidos, aprenden más rápido.

  Un estudio del Imperial College of London revela que cuando los padres  se involucran en el crecimiento y educación de sus hijos, sobre todo en los tres primeros meses de vida, éstos tienen un mejor desarrollo cognitivo.



​“Los pequeños que tienen un ejemplo masculino registran un mejor rendimiento en pruebas cognitivas, debido a que los hombres tienen un estilo de educación más estimulante y vigoroso”, detallan los investigadores.


 Esto significa que la tendencia de los papás a enseñarles a explorar y correr más riesgos facilita el desarrollo del cerebro.
  
  Por ejemplo, cuando los papás son más alejados de los pequeños o pasan menos tiempo conviviendo con sus bebés, éstos se muestran más retraídos en cuestión de aprendizaje durante los dos primeros años.
  

  En otro caso, cuando los papás son sensibles, tranquilos y menos ansioso, los niños ponen más atención, tienen una mejor resolución de conflictos, un amplio lenguaje y mejores habilidades sociales.

  La buena noticia es que si tienes un mayor contacto con el bebé, los problemas en la adolescencia serán menores o podrán resolverlos mejor.

Desarrollo cognitivo


  El desarrollo cognitivo en sus primeros meses de vida es sumamente importante. Este desarrollo es el que se encarga de que el niño aprenda a comprender y a actuar en su entorno el cual conlleva una serie de etapas.


  Sin olvidar mencionar que es más eficiente si se da a causa de un molde de aprendizaje ligado a la experiencia o estudio. Uno de los factores más interesantes es el del fallo y error, él bebe al realizar una acción y no tener una sobre protección constante se les da más rápido el mejorar o aprender de él.


  La tendencia de que los papas sean más vigorosos, estimulante y correr más riesgos genera una facilidad al bebe de desarrollar su cerebro en un tiempo menor.

   Algunos estudios también han llegado a establecer que cuando el infante no tiene mucha relación con el papa, al no pasar tiempo con su bebe, ellos pueden mostrase más retraídos y no tan independientes a la hora de su aprendizaje en los 2 primeros años.



Fuente: Imperial College of London / Naran xadul
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.