La ansiedad desaparecerá si te ejercitas, según la universidad de Princeton

Si padeces depresión o ansiedad, muchas veces puede parecer que lo último que quieres hacer es ejercicio. Sin embargo, cuando logres sentirte motivado, el ejercicio puede marcar una gran diferencia.




  Ejercitarte ayuda a prevenir y mejorar diversos problemas de salud, incluidos la presión arterial alta, la diabetes y la artritis. Las investigaciones sobre depresión, ansiedad y ejercicio han demostrado que los beneficios psicológicos y físicos del ejercicio también pueden mejorar el estado de ánimo y disminuir la ansiedad.

Hacer ejercicio alivia el estrés y la ansiedad: ¿cuál es la razón científica?


  Un estudio realizado por la Universidad de Princeton puso fin a esta discusión: los investigadores, que realizaron un experimento en ratones, descubrieron que el ejercicio también activa los mecanismos que impiden que estas células se disparen en una ansiedad incontrolable.


  Para el experimento, un grupo de ratones fue colocado en un lugar con acceso libre a una rueda, mientras que otro grupo fue colocado de manera que no tuviera forma de ejercitarse. 

 Los ratones corren naturalmente y, si se les deja una rueda, recorrerán una distancia de aproximadamente 4 km por noche. Luego de varias semanas, los ratones fueron expuestos al contacto con agua muy fría por un período corto de tiempo, y se rastreó su actividad cerebral.


  En el grupo de ratones sedentarios, el estrés activó nuevas neuronas en el hipocampo, lo que sugiere una actividad parecida a la ansiedad, que no se presentó en los ratones que se ejercitaron.

  El cerebro de los ratones activos mostró todos los signos de estar controlando su reacción, algo que no fue observado en el cerebro de aquellos que eran sedentarios. Hubo mucha más actividad en las neuronas inhibidoras, que mantienen tranquilas a las más excitables. 

 Además, sus neuronas segregaron más ácido γ-aminobutírico, que aplaca la excitación neuronal; la proteína que distribuye este ácido en la sinapsis también estaba presente en mayor cantidad en los ratones que corrieron.


La ciencia lo explicó: ¿por qué tenemos ansiedad?


  Desde un punto de vista evolutivo, la explicación de los resultados de este estudio es que la ansiedad es un mecanismo de defensa que sirve a aquellos organismos que no están en forma y no pueden defenderse físicamente.

  Esta investigación demuestra que el cerebro puede ser extremadamente adaptable y ajustar sus procesos al estilo de vida o lo que rodea a su organismo, dijo Elizabeth Gould, profesora de psicología en la misma universidad de la que viene el estudio.


Fuente: Mayoclinic / Vix
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.