El alma de tu bebé eligió a sus padres antes de nacer

Según una teoría ancestral Kundalini retomada por el maestro yoghi Bhajan, los bebés eligen a sus padres antes de nacer.




  Teorías o no, es un buen punto de profunda reflexión, ya que, de creer en ello, todos deberíamos hacer hasta lo imposible para que cada bebé llegue al mejor lugar y con las mejores personas al momento de nacer.

  La mayoría de las veces las mamás desarrollan un vínculo tan fuerte con el bebé que incluso las lleva a preguntarse si es destino o casualidad que ese pequeño en especial haya sido su hijo.

  Si realmente ese bebé las estaba esperando a ellas para nacer y que sería imposible que tuvieran a otra madre.

  Muchos estudiosos del alma y autores de libros espirituales creen que las almas de los niños eligen a sus padres y a la familia en la que van a nacer mucho antes del embarazo, tirando por la borda la frase tan común de “la familia no se elige”.

  Por ejemplo, si dos almas han vivido juntas en una vida pasada, quizás siendo madre e hija, en esta nueva encarnación deseará experimentar cambiar los roles y ahora tomar el papel de hija en lugar de madre.

  Las almas buscan muchas veces permanecer en las mismas familiares, para resolver cuestiones kármicas de la familia.

  Una vez que esa alma elige a sus padres, se crea una conexión alrededor de la energía de la madre mientras el alma espera su nacimiento en el momento debido.
 
  La mamá también tienen una influencia sobre el tipo de alma que su familia recibirá. Sus pensamientos diarios, su meditación, sus deseos y propósitos crean un imán para que ciertas almas respondan a su energía personal.

  Durante el embarazo, el alma de ese ser influye también en la formación del cuerpo que ocupará en esta vida y que lo ayudará a cumplir su misión de vida.

  Cuando el alma ya está dentro, comienza a tejerse a sí misma como parte de la estructura del cuerpo en el útero, un alma única, un ADN único, un potencial único.


Quizás será sólo una teoría... 


  Pero ¿cuántos madres y padres sienten que tienen una conexión kármica con sus hijos?
Es un sentimiento cómo si hubiéramos estados juntos aprendiendo unos de otros en muchas vida atrás.

  No sólo nosotros somos sus maestros de vida, sino que ellos también se vuelven nuestros maestros más enriquecedores.


Lo que dice la ciencia


  Finalmente, para darle un poco de sustento científico al tema, comparto la hipótesis del Dr. Rick Strassman, quien en su libro “DMT: The Spirit Molecule”, sugiere que el alma humana encarna en el cuerpo en la séptima semana después de la concepción, utilizando la glándula pineal como canal espiritual y a la molécula dimetiltriptamina (DMT) como un catalizador.

  El DMT es una poderosa sustancia psicodélica vinculada con las experiencias cercanas a la muerte (cuando describen que salen de sus cuerpos) y casualmente la glándula pineal que la produce se hace visible en el feto humano a los 49 días, que es la cantidad de días que, según el Bardo Thodol (Libro Tibetano de los Muertos), tarda un alma en reencarnar.

Estas coincidencias llevaron a Strassman a afirmar que el alma encarna en el cuerpo en la séptima semana de embarazo, utilizando la glándula pineal como una especie de “antena” o “pararrayos” para el espíritu.


Fuente:  Naraxadul / Babycenter
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.