¿Qué significan los besos en cada lugar del cuerpo?, esto dice la ciencia

El simple acto de dar un beso puede tener multiplicidad de sentidos, interpretaciones e intenciones. Damos un beso para saludar o despedir a alguien, para felicitar un logro, para brindar apoyo, para demostrar nuestro amor o reconciliarnos con una persona amada. También para generar intimidad, y los besos son una importante parte de la sexualidad.



  Los besos, como cualquier aproximación al espacio íntimo de otra persona, tienen un significado particular en el universo del lenguaje gestual.

   Y la interpretación de cada uno de estos mimos también fluctúa, claro, de acuerdo a las culturas. Así las cosas, este tipo de caricia tiene mucho que decir... y hacer.


 Un reciente estudio de la Universidad de Oxford demostró que las mujeres dan más importancia al beso en las relaciones que los varones. 


  El mismo estudio reveló que la acción de besarse permite evaluar de manera inconsciente a una pareja potencial a través del gusto o el olfato, de acuerdo a pistas biológicas de compatibilidad, genética y salud.

   La Dra. Helen Fisher, antropóloga biológica y asesora de Match.com, asegura que besarse es un mecanismo de elección y evaluación biológica de pareja. Fisher sostiene que en la saliva se presentan cantidad de hormonas – como la testosterona – que pueden servir a diferentes propósitos románticos.


  “Existe evidencia que a los hombres les gustan los besos con la boca más abierta lo que sugiere que de manera inconsciente están intentando transferir testosterona a la mujer para disparar su deseo sexual”.

  Hay tantos sitios para besar en la anatomía femenina y masculina como connotaciones de los besos. Estos son algunos de los lugares más habituales en los que damos y recibimos besos. Cada uno de ellos tiene su lectura para el lenguaje gestual.


Los besos hablan


  Besar es un arte y conocer el significado de cada beso es importante a la hora de la conquista.

Beso en la oreja: 


  Es peligrosamente hot, más aún si viene acompañado de una pequeña mordida o de un susurro. Seguramente no medie mucho tiempo hasta la interacción sexual.


Beso en la comisura: 


 Es toda una insinuación erótica, al igual que cuando los labios se acercan peligrosamente a la oreja de la otra persona, una de las zonas más erógenas.


Beso en el cuello:


   Es una luz verde a la intimidad. La zona del cuello, al igual que los lóbulos de las orejas es una zona de gran sensibilidad.


Beso en la frente:


 Habla de protección, de cuidado, de brindar cobijo; es una acción casi paternal, una muestra de afecto entrañable. Rara vez este tipo de contacto entraña connotaciones eróticas.


Beso en la lengua:


   Jamás da lugar a interpretaciones tibias. Es claramente sensual, la antesala del sexo. 

 Suele activar la dopamina de los participantes de la acción llegando, incluso, a provocar sensaciones comparables a las de una adicción.


Beso en la mejilla: 


  Suele darse entre familiares, amigos, compañeros de trabajo o conocidos. En América Latina es el saludo más común, inclusive entre los varones. 

   No suele revestir un contenido erótico aunque eso bien puede depender de la postura de los labios y la proximidad a la boca de la otra persona. 

  No es lo mismo un beso seco, a labios cerrados que un beso húmedo y atrevido. Este último puede contener una "invitación” insinuante a un futuro encuentro de mayor intimidad.


Beso en la mano: 


  Es un símbolo de respeto. El hecho de que este beso se dé debajo del área del pecho habla de cierta desigualdad entre los participantes de la acción.

  Quien besa suele detentar cierto poder por sobre quien recibe el beso.


Beso en la boca


  El beso en la boca puede conllevar un significado erótico de deseo carnal o de amor por otra persona. Como al principio comentaba según la situación que se dé puede variar su significado. 

  Por ejemplo, muchas parejas al saludarse se dan un corto beso en la boca que significa un saludo amoroso, sin embargo otras para este mismo momento utilizan un beso húmedo más prolongado.

Beso en el hombro


  El beso en el hombro es mucho más íntimo que los demás y trasmite que la otra persona es perfecta para quien da el beso.

 Suele darse este tipo de besos entre parejas que tienen confianza o personas que están enamoradas.

Beso en el cuello


   Por último, el beso en el cuello significa deseo. La persona que ofrece este beso está diciendo que te necesita ahora. 
 
 El cuello es una zona del cuello muy sensible y para muchas personas erógena que produce mucha excitación. Estos besos son muy placenteros y se dan durante el acto sexual, ya sea una pareja estable o no.



Fuente: La Tribuna / Día a Día / Bioguía
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.