¿Por qué la la mente humana ignora el segundo “la”?

La ceguera de repetición, un fenómeno que depende del funcionamiento de nuestro cerebro



  El cerebro funciona de una manera bastante peculiar a la hora de establecer unas relaciones para procesar mejor la información, economizar sus capacidades y sus limitaciones. 

  Cuando leemos en nuestra lengua materna o alguna que conozcamos extremadamente bien, nuestra mente no procesa cada palabra por separado, si no que, de un vistazo, recibe varias palabras al mismo tiempo y el cerebro se encarga de decidir qué palabras son importantes en el contexto de la frase para entender el significado.


  Cuando nos ocurre algo similar, estamos ante un caso de ceguera de repetición, cuando no somos capaces de reconocer la segunda aparición de un elemento visual, normalmente una palabra o una imagen, y la “culpa” de todo la tiene la manera en la que nuestro cerebro interpreta la información que le llega.

  Cuando leemos en nuestro idioma materno o en uno ajeno que sepamos muy bien, no lo hacemos palabra por palabra. 

  Es decir, nuestro cerebro no coge cada palabra por separado y la analiza en el contexto, sino que los ojos le mandan imágenes de varias palabras al mismo tiempo y es el cerebro el que decide qué palabras son importantes para comprender la frase.


   Es por esto que, por ejemplo, a veces tenemos que releer una frase que acabamos de leer porque no la hemos comprendido, porque nuestro cerebro no ha cogido las partes necesarias para comprender la idea de la frase.

   La ceguera de repetición también aparece cuando la misma palabra aparece dos veces en una frase aunque no esté de manera consecutiva.

   En un experimento, a los participantes se les dio la frase “Cuando ella tiró la tinta había tinta por todos sitios”, y la recordaron como “Cuando ella tiró la tinta había por todos sitios”. Se quedaron con la idea general, pero no con la frase exacta.

  Si leemos un idioma que no es el materno o que nos resulta aún algo extraño, esto no ocurre porque nuestra atención es mayor en coger todas las palabras para intentar comprender lo que está escrito.


¿Por qué nos pasa esto? ¿Es normal?

  
  Pues como les pasa a muchos elementos referentes al funcionamiento del cerebro, no está del todo claro.

   Algunos estudios apuntan a que depende de cada persona y sus limitaciones a la hora comprender y fijar la información que recibe. 

 Otros experimentos explican que las imágenes que llegan muy juntas compiten por los mismos recursos de procesamiento, estos son limitados y descarta automáticamente lo que cree que no sirve.

   Sea como fuere, esta ceguera de repetición es tan normal y común que no parece ser un síntoma de nada más grave. 

  En condiciones normales no debe suponer ningún problema ni dificultad en nuestro día a día y, como mucho, servirá para enviarles una frase a vuestros amigos y que “piquen” como nos ha pasado a casi todos con el titular de este artículo.


Fuente: Omicrono, Psykia UNED / La voz del muro / Cubadebate
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.