Las personas solitarias serían más inteligentes y leales, asegura estudio

¿A qué nos referimos con un solitario? Es una persona que tiende a disfrutar pasar tiempo por su cuenta, ¿te sientes identificado? Por supuesto, tienen amigos y no es que no les guste la gente, simplemente tienen menos necesidad de aceptación que la mayoría.





  “La soledad es como el hambre y la sed, es una señal para ayudar a sus genes sobrevivir“, afirmó  John Cacioppo, un psicólogo de la Universidad de Chicago.

   De hecho, por lo general, los solitarios tienen grandes grupos de amigos y tienen un estándar muy alto de que es en realidad ser amigo. Pero aún así, muchos solitarios toman la decisión consciente de tener mucho tiempo para ellos. ¿Por qué?


  Cada uno tiene diferente personalidad con aspectos positivos y negativos.

   Pero, si se busca a alguien leal e inteligente, sería mejor confiar en  alguien que le gusta la vida solitaria,  así lo asegura el psicólogo Jonathan Mejilla de la Universidad de Wellesley.

   Lo que sucede es que las personas solitarias tienen menos necesidad de aceptación que la mayoría de personas, así lo asegura el psicólogo y partiendo de esa teoría llegó a la conclusión de que las personas solitarios tienen grandes grupos de amigos y  tienen un estándar muy alto de que es en realidad ser amigo. 



  Pero es importante señalar que existe una gran diferencia entre la preferencia de estar solo y el solitario forzado. 

  “Una inclinación por la soledad podría reflejar una mezcla de tendencias innatas y experiencias tales como no tener tantos amigos como un niño o crecer en una familia que valora la privacidad”, asegura el especialista. 


  ¿Es posible ser demasiado solitario? La respuesta es sí, algunos solitarios cierran sus fronteras, por así decirlo, a causa de la ansiedad, algunos son patológicamente tímidos y otros han tenido malas experiencias como niños.

  Asimismo,  debemos de tener cuidado cuando una persona se siente realmente sola sin elegirlo ya que podría tener riesgos para la salud.


"Algunas personas simplemente tienen una baja necesidad de afiliación".


   Existe una gran diferencia entre la preferencia de estar solo y el solitario forzado. "Una inclinación por la soledad podría reflejar una mezcla de tendencias innatas y experiencias tales como no tener tantos amigos como un niño o crecer en una familia que valora la privacidad."
  

Fuente: Wapa / Muy interesante
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.