La cerveza es más eficaz que el paracetamol para aliviar el dolor, según un estudio

Un estudio científico de la Universidad de Greenwich afirma que dos cervezas pueden ayudar a calmar el dolor más que un analgésico. Esto se debe a que cierta presencia de alcohol en sangre reduce la percepción del dolor.



  Los amantes de la cerveza tendrán un nuevo motivo para preferir esta bebida. Un estudio reciente, realizado por la Universidad de Greenwich, sugiere que tomar bebidas alcohólicas es más eficaz para calmar el dolor que tomar analgésicos como el paracetamol. 

Acción de las bebidas alcohólicas sobre el dolor


   Los investigadores analizaron 18 estudios que incluyeron, en total, 404 participantes. 

  De ellos, constataron que, al elevar el nivel de alcohol en la sangre a aproximadamente 0.08 % la intensidad del dolor y la incomodidad disminuyó en un 25 %. Para llegar a ese efecto analgésico, es necesario tomar un litro de cerveza. 


  «Descubrimos una fuerte evidencia de que el alcohol puede ser comparado con los opioides, que actúan en el sistema nervioso para aliviar el dolor, como la codeína. Su efecto es aún más poderoso que el paracetamol», explicó Trevor Thompson, uno de los responsables del estudio, al tabloide británico The Sun.

  Los investigadores afirman que estos resultados pueden explicar por qué algunas personas que sufren de dolor crónico toman alcohol de manera excesiva, sin importarles las graves consecuencias para la salud que trae el abuso del alcohol.  

Que sea verdad no significa que sea bueno


   Según publica el medio The Journal of Pain, las personas que han tomado cerveza ven cómo su dolor se llega a reducir hasta en una cuarta parte. 

  Sin embargo, el estudio no ha sido capaz de determinar si esto se debe a la relajación o bien a que el alcohol interfiere en la percepción cerebral.

   No obstante, los responsables del estudio advierten de que si la cantidad de cerveza tomada es excesiva, no servirá de nada, ya que producirá dolor de estómago, de cabeza... Además, insisten en que el alcohol, a largo plazo, puede tener tener consecuencias nocivas.


   Los expertos quieren dejar claro que los resultados no demuestran en ningún caso que el alcohol sea bueno para la salud y reiteran que, a largo plazo, los efectos del consumo de alcohol son tremendamente dañinos.

  Una cerveza de vez en cuando y en moderación es un gusto que muchas personas se dan después de una larga semana de trabajo. Sin embargo, si necesitas algo que calme el dolor, mejor consulta a tu médico y apégate a su recomendación.


Artículo traducido desde el original de VIX Brasil, del autor Mariana Amorim para Vix.
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.