Estudio determina que viajar produce más felicidad que casarse y tener hijos

Viajar produce una sensación de felicidad más larga y duradera que casarte y/o tener hijos, dice un reciente estudio.



  ¿Cuántas veces te has sentido tentada a dejarlo todo, tomar tu maleta e irte lejos? Seguramente alguna vez estuviste tan agobiada que solo te serenaba imaginarte al lado de la playa o en un bosque frente a una fogata. 

  Viajar es escapar de la rutina y encontrarte a ti misma en el camino.

  Para muchas, el sueño de la vida es recorrer el mundo; para otras, encontrar al amor de su vida y tener hijos. Pero tenemos que informarte que un estudio del portal Booking asegura que viajar produce más felicidad que casarse y formar una familia.


¿Qué prefieres: casarte, tener un hijo o viajar?


  Booking realizó una encuesta rápida a 18 mil habitantes de diversos países. 

 La mayoría de los participantes coincidieron en que los recuerdos de sus aventuras y planear la siguiente escapada les produce más felicidad que nada.


Un porcentaje superior a la media prefiere viajar


  Según la encuesta realizada a 18.000 personas de 17 países de todo el mundo, las aventuras con maletas son de los momentos más trascendentales.

  El 49% de los entrevistados sobreponen el viaje a su boda. El 51% de ellos lo consideran más valioso que una cita con su pareja o que encontrar un trabajo y un 29% lo llega a sobreponer hasta a tener un hijo.

  Más de la mitad prefiere viajar a comprar joyas o aparatos tecnológicos y casi el 50% lo anteponen a realizar reformas en la vivienda.



 En cifras, un 55% de los encuestados ponen por delante viajar a casarse porque genera muchas más experiencia, aprendizajes y momentos gratificantes que unir su vida a alguien. 

  Por su parte, un 27% considera más enriquecedor viajar que encontrar una pareja sentimental (sin necesidad de firmar ningún documento) o un trabajo. Por último, el 18% dicen que se quedan con recorrer el mundo antes que tener un hijo.

  De ahí que la mayor parte de los preguntado también afirmaran que el dinero mejor invertido para ellos es el que emplean en echarse la mochila al hombro (o apostar por un todo incluido), mucho mejor que gastar el sueldo en cosas materiales. 


  Da igual lo que sea: joyas carísimas, coches de lujo o el móvil de última generación. Dónde esté hacer la maleta...

  Además del placer en sí, el estudio asegura que la felicidad que produce conocer nuevos destinos es más duradera que cualquier otra cosa material, ya que tan solo elegir destino emociona a 7 de cada 10 encuestados.


Por algo dicen que los viajes se viven tres veces: cuando se preparan, cuando se realizan y cuando se recuerdan.



  La felicidad es propiciada por la sed de conocer y explorar nuevos lugares; además, siempre podrás hacerlo con amigas, con pareja y hasta con hijos. 

  Realmente no tendrías por qué escoger entre uno y otro. Pero si estás buscando alegría y emociones, elige un destino e imagínate disfrutando tus próximas vacaciones.


Fuente: OK chicas
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.