Dos expresiones que debes eliminar de tu vocabulario

"Deja de desear, empieza a hacer. Toma el control de tu vida", es el lema del libro The Achievement Habit (El hábito de los logros) del profesor de ingeniería de la Universidad Stanford, Bernard Roth, quien ha dedicado su vida a la enseñanza por más de 40 años.



  Por eso te invitamos a excluir dos expresiones de tu vocabulario y utilizar otras más positivas en su lugar.

  Según Roth, hacer esto te ayudará a conseguir tus objetivos. Estamos completamente de acuerdo.


1. Reemplaza ‘pero’ por ‘y’


  Qué tal si en lugar de decir “quiero ir al cine, pero tengo que trabajar“, mejor dices: ”quiero ir al cine, y tengo que trabajar“.

  De acuerdo con Roth, “cuando utilizas la palabra ”pero” creas un conflicto, a veces una razón, que en realidad no existe“. No obstante, empleando ”y" automáticamente “estás obligando a tu cerebro a procesar ambas partes de la frase”.

  Si lo notas, es cuestión de gramática, algo que en lingüística se conoce como oración adversativa (pero) versus oración copulativa (y). En el primer caso palabras como “pero“, ”aunque“, “sin embargo” o ”no obstante" tienen una relación de contraposición, lo cual significa que le pones problema a todo lo que afirmas.


  Mientras que en el segudo caso la palabra "y" tiene una relación de adición, es decir, es la más positiva de las palabras, porque cuando la usas estás sumando hechos constantemente, nunca restas.

  Así que ya sabes, nunca digas “Tengo dinero pero no sé cómo invertirlo“, mejor dí: ”Tengo dinero y sé cómo invertirlo", ¿ves la enorme diferencia?


2. Reemplaza ‘tengo que hacer’ por ‘quiero hacer’


  "Este ejercicio es muy efectivo para que las personas tomen consciencia de que lo que hacen en su vida, incluso las cosas que encuentran desagradables, es porque lo han elegido", afirma sabiamente Roth en su libro.

  Un simple cambio de verbo hace que tu vida tome un rumbo distinto. Si todos los días al despertar piensas en que tienes que ir al trabajo, tienes que abordar las tareas pendientes y tienes que aguantar toda la jornada laboral, tu vida se convertirá en un caos.


  Otra historia sería si en lugar de ello te levantas con la mentalidad fija en que quieres ir a trabajar porque recuerdas que eso es lo que te gusta hacer, no solo lo que te toca hacer para recibir dinero y poder comer.

   Si te dices a ti mismo, "qué bien me voy a sentir cuando haya terminado todas mis tareas y regrese a casa liberado para dedicarme a mi familia y a mí mismo", eso es querer abordar las tareas pendientes. Recuerda lo relajante que es sentir la satisfacción por el deber cumplido

  En lugar de tener que aguantar horas y horas en la oficina, mejor piensa en que quieres hacer parte de esa empresa que te permite obtener una remuneración a cambio de poner en práctica lo que sabes hacer y lo que te hace sonreír.


  Entonces, como ves, hay un enorme abismo entre “Tengo que visitar a mis padres“ y ”Quiero visitar a mis padres“. Siempre es mejor “querer” que ”tener que" hacer algo, independientemente de qué se trate.

Aplicar estas sugerencias, no es sencillo PERO fundamental si TIENES que alcanzar el éxito, mientras que sí es sencillo Y fundamental si QUIERES alcanzar el éxito, ¿lo ves?



Foto de portada depositphotos 

Basado en material de theachievementhabit / Genial gurú
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.