Cómo descubrir a un mentiroso: 14 trucos efectivos

No hace falta que te vuelvas una persona desconfiada y dejes de creerte nada de lo que te dicen. 

Con aprender a detectar si alguien está diciendo o no la verdad a tiempo para evitar esa sensación de fraude total, serás más que suficiente. 



  La mentira está en sus gestos Probablemente no sea la primera vez que escuchas las palabras mágicas ‘lenguaje no verbal’. Tranquilidad que no vamos a empezar con el análisis exhaustivo de cómo tu interlocutor mueve manos, piernas, brazos o cejas mientras te está metiendo.

 Por suerte para todos, los expertos han encontrado pequeños y visibles indicios que pueden ayudarnos a delatarles en apenas 30 segundos sin necesidad de mirarles de arriba abajo.


 Sin tratar de ofrecer una lista exhaustiva, a continuación enumero una serie de gestos o comportamientos que suelen realizar las personas cuando no dicen la verdad. 

 La lista funciona a modo de posible advertencia, no es cuestión de pensar a cada momento que estamos rodeados de mentirosos. Muchas personas realizan algunos de estos gestos de forma natural y esto no significa que estén mintiendo. 

  Sin embargo, cuando ya conoces a una persona y observas que alguno de estos gestos no forman parte de su forma habitual de comunicarse, es posible que no esté diciendo la verdad.


1. Tics faciales musculares

  Ocurren cuando el cerebro trata de ocultar cualquier tipo de feedback que se produzca en nuestra cara y comunique nuestras verdaderas intenciones.


2. Ausencia de contacto visual

  Los ojos del mentiroso rehuyen la mirada de su interlocutor. Si hay una puerta en la habitación es ahí hacia donde se dirigirá su mirada.



3. Cruza los brazos y/o las piernas

  Signo de autoprotección y falta de honestidad.

4. Aprieta los labios al sonreír

  Suele usarse para fingir sinceridad. Esta presión hace que los labios pierdan su color y parezcan más pequeños.


5. Hace movimientos de manos poco naturales

  El mentiroso no sabe qué hacer con sus manos. Se rasca la cara o las orejas y se toca la nariz y la garganta.


6. Su espacio personal es restringido

  El mentiroso siente que los movimientos expansivos (gesticular con los brazos o cambiar las piernas de posición) pueden “expandir” la mentira. Por esta razón se limita a moverse levemente dentro de su espacio personal.



7. Pone cara de póker

  Es la clásica cara que no muestra ninguna expresión. El mentiroso prefiere eliminar cualquier posible emoción en lugar de comportarse de forma natural y que la mentira se refleje en sus expresiones.


8. No se enfrenta a la verdad

  Ante una pregunta directa, el mentiroso se sentirá incómodo y girará su cuello o su cuerpo en un intento de alejarse de ti. El mentiroso trata de evitar la alineación frontal directa.


9. Su sonrisa no es natural

  Cuando alguien sonríe de forma genuina (la llamada sonrisa Duchenne), se le arrugan las comisuras de los ojos. Sin embargo cuando alguien fuerza una sonrisa sin sentir realmente esa emoción, los ojos no se alteran.


10. Sus gestos no están sincronizados

  Si una persona tarda en reaccionar ante determinados comentarios posiblemente esté pensando una posible respuesta antes de actuar. 

 Del mismo modo cuando una persona dice la verdad, el movimiento de sus manos enfatiza y acompaña el ritmo del discurso. Si observas que esta sincronía no se produce, es posible que esté mintiendo.

11. Construye una barrera frente a sí mismo

  Cuando alguien sostiene objetos frente a sí mismo, trata de construir una barrera para defenderse de un posible acusador. Estos objetos pueden ser cualquier cosa, desde un libro o una taza de café hasta un portátil o un bolso.


12. Repite la pregunta que le has hecho

  De esta manera obtiene unos segundos extra de tiempo para pensar una respuesta. Pregunta: ¿Con quién saliste noche? Respuesta: ¿Me estás preguntando que con quién salí anoche?

  El mentiroso también puede pedirte que tú mismo repitas la pregunta que acabas de hacerle como si no te hubiera escuchado bien.


13. Aumenta las pausas entre cada palabra

  Es otra manera de ganar tiempo y pensar mejor las respuestas.

14. Se pone a la defensiva

  Una persona sincera suele estar dispuesta a cooperar y dar explicaciones. Por el contrario el mentiroso se enfadará y se pondrá a la defensiva.


Fuente: Psicode
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.