8 sencillas costumbres que deberíamos imitar de Japón

La asiática isla destaca por muchas cosas, especialmente por su organización y vida saludable. Aquí te contamos 8 costumbres japonesas impresionantes, pero muy simples, que debiésemos imitar de ellos en todo el mundo.




  En Japón existen muchos hábitos y costumbres que muestran de una manera generalizada, por qué esta nación tiene tan larga vida, ellos son muy organizados y armoniosos.


  Por supuesto, no hay país perfecto, pero hay ciertas actitudes japonesas comunes en la vida cotidiana o en los alimentos que deberían ser grandes ejemplos para otros países.

  Algunos ciertamente deben  seguir algunos de estos hábitos, pero de todos modos, hemos decidido hacer una breve lista de los buenos hábitos que los japoneses creen que todos deberían seguir.


1. Los escolares limpian hasta los baños

  En las escuelas, los estudiantes ayudan a limpiar el salón de clases, al igual que en las fábricas y las empresas, son los mismos funcionarios los que están a cargo de la limpieza, incluyendo el baño.

  No hablamos de un caso aislado, sino de la mayoría de los estudiantes de Japón. En la isla los alumnos están totalmente acostumbrados no solamente a barrer y trapear el piso o servir la comida, sino también a limpiar los baños.


  No se trata de un ahorro en el costo del personal, esta inusual práctica es conocida como o-soji y busca que los niños y jóvenes aprendan a cuidar lo público y sean ciudadanos más conscientes, explica a la BBC el profesor Toshinori Saito.

  A la hora de limpiar el colegio, los estudiantes se organizan en grupos para lavar lo que se usó en la comida, limpiar la sala, pasillos, escaleras y el baño. Todo esto es coordinado por los profesores.

  "Yo también ayudé a cuidar la escuela, así como lo hicieron mis padres y abuelos, y nos sentimos felices de recibir la tarea, porque adquirimos una responsabilidad", dice Saito.


2. Quitarte los zapatos cuando llegas a casa


  En casi todos los hogares japoneses verás un genkan, una especie de escalón por debajo de la entrada principal. El japonés a menudo se quita los zapatos, dejándolos en el genkan y después entra  a la casa solo con los calcetines o suripas especiales que se utilizan dentro de la residencia. 

 Este hábito ayuda a prevenir cualquier contaminación que se pueda traer de la calle y ayuda a mantener la casa más limpia. 

  Este hábito de intercambiar los zapatos por suripas o zapatos especiales también se extiende a las escuelas, hospitales, fábricas de alimentos, entre otros. Todo esto es para evitar cualquier suciedad o contaminación que se pueda traer de afuera.


3. Los hinchas se hacen cargo de su basura


   Es la misma diferencia que hace ordenar tú solo después de una comida en tu casa o cuando todos se toman 5 minutos para ayudarte a hacerlo. 

 En la Copa del Mundo en Brasil 2014, Japón no brilló tanto por su destreza con el balompié, como por la increíble consciencia y preocupación de sus hinchas.

  El público nipón se lució en las tribunas del estadio Arena Pernambuco, cuando después de la derrota ante Costa de Marfil por 1-2, los hinchas tomaron bolsas que cada uno había llevado para recoger toda la basura que había en las tribunas. 

 Según ABC.es este no es un hecho aislado, sino una costumbre, que además arrastró seguidores en el Mundial, donde varios cariocas fueron vistos colaborando en la limpieza.


4. Las opiniones se expresan como opiniones


   A los occidentales nos gusta hablar como si tuviésemos la verdad absoluta, sobre todo en las redes sociales. Juzgamos sin contemplación, criticamos destempladamente, asignamos intenciones a otros como si pudiéramos leer la mente y atacamos como perro rabioso al que opina distinto.


  En Japón, donde la cortesía del lenguaje es un verdadero arte que tiene diversos grados de formalidad de acuerdo a las situaciones de uso; una opinión rara vez se expresa de esa manera.


  La fórmula para expresar cualquier opinión propia concluye con las palabras to omoimasu, que se traduciría como "(yo) pienso". 

 Aquello inmediatamente pone la opinión como eso, una opinión, en lugar de una verdad absoluta; una potente forma de hacerse responsable de lo que se dice y admitir que aquello que se dice es una interpretación subjetiva.


5. Separar la basura


  En Japón, cuando se toma una bolsa de basura mezclada, la empresa recolectora le adhiere un sticker diciendo que “debe ser separado correctamente”. Como resultado, la reputación de esta persona en el barrio no será nada buena.

  ¿Se requiere un esfuerzo? Al principio sí, por pura falta de costumbre, pero después de que se convierta en un hábito, te darás cuenta que estás ayudando al Medio Ambiente, a tus hijos y a ti mismo, y lo mejor de todo es que toma poco tiempo.


6. Usar tapabocas en los hospitales 


  A lo largo del año, vemos un gran número de personas que utilizan tapabocas en los hospitales, ya sea a causa de las alergias , los virus o los resfriados. 


 Muchos se preguntarán por qué acerca de este hábito, pero la verdad es que ayuda un poco a proteger de la propagación de enfermedades como los resfriados comunes y otras.


7. Agradecer antes y después de las comidas


  Los japoneses tienen un hábito de comenzar la cena con la palabra “Itadakimasu” (い た だ き ま す), lo que sería una forma de agradecimiento a todos los que han contribuido directa e indirectamente para que esa comida pudiera estar en la mesa.

  Cuando se termina la comida, dicen la frase “Gochisōsama deshita” (ご ち そ う さ ま で し た), que se puede traducir como “Gracias por esta comida”.


8. Los autos agradecen el paso


  Es normal (al menos eso esperamos), darle la pasada a un auto que necesita ponerse a la fila. En nuestras tierras, si tenemos suerte, veremos levantarse la mano del conductor en signo de agradecimiento. 

 Bueno, en Japón existe una nueva moda para dar las gracias al automovilista generoso.

¿Cómo serían nuestros debates políticos si habláramos así?


Fuente: El definido / INTI
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.