Neurocientíficos descubren que las mujeres necesitan dormir más que los hombres

Es por dos razones: su cerebro funciona de modo más complejo y sufren más los efectos de descansar poco. 




  Dormir bien es fundamental para la salud: no hacerlo puede aumentar las probabilidades de tener fallos cardíacos, hipertensión e, incluso, diabetes. 
 
  Además, según la Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos, dormir poco hace que nuestro cerebro no funcione como debe, provocando dificultades en la toma de decisiones y en la comprensión.


La ciencia lo ha demostrado: el cerebro de las mujeres es más complejo que el de los hombres, lo que les permite hacer varias cosas a la vez. Es lo que se conoce como ser "multitarea".



  De acuerdo con la Fundación Nacional del Sueño, las personas de 18 años o más deberían dormir al menos siete o nueve horas. 


  "El cerebro de las mujeres está conectado de forma diferente al de los hombres y es más complejo, por lo que sus necesidades de sueño serán ligeramente mayores", explicaba Jim Horne, director del Centro de Investigación del Sueño de la Universidad de Loughborough.

  A lo que añadía que "el promedio está en 20 minutos más, pero algunas mujeres pueden necesitar un poco más o menos que eso".



EL MOTIVO: SU CEREBRO TRABAJA MÁS


  Una de las principales funciones del sueño es permitir que el cerebro se recupere de la actividad diaria. Y por eso, cuanto más lo ejercitamos, más tiempo de descanso necesita para volver a estar en plena forma.

 "Durante el sueño profundo, la corteza cerebral, responsable de la memoria, el pensamiento, el lenguaje, etc., se "desconecta" de los sentidos y pasa al modo recuperación", explica Jim Horne, neurocientífico especialista en el sueño y uno de los autores del estudio.


PERO NO SUELEN DORMIR LO SUFICIENTE


   Pese a esta mayor necesidad de descanso, la realidad se impone y muchas de las mujeres no consiguen dormir las 7-8 horas recomendadas para un adulto. 

  Según la National Sleep Foundation (EE. UU.), los principales "obstáculos" o circunstancias que restan horas de sueño a las mujeres a lo largo de su vida son estos:


 - Durante el embarazo, suelen descansar peor debido al exceso de peso y la posición del   feto. Y posteriormente, por el cuidado del bebé.


 - Al compartir cama, "sufren" interrupciones del sueño por los movimientos o ronquidos de la pareja.


 - Las preocupaciones cotidianas, laborales o familiares, y el peso de las responsabilidades causan desvelo o insomnio.

 - Durante la menopausia, son habituales los trastornos del sueño debido a los cambios hormonales y los sofocos.



  El estudio de la Universidad de Loughborough no es el único que determina que las mujeres necesitan dormir más. Otra investigación de la Duke University (Estados Unidos) advierte que descansar poco tiene peores efectos en la salud de ellas.


  Según concluye el estudio, liderado por el doctor Edward Suarez, los mencionados síntomas generados por la falta de sueño –como problemas cardiovasculares y diabetes–, además de las crecientes chances de tener depresión, estrés o ansiedad, son mayores en las mujeres. ¿El motivo? Una hormona, la testosterona.

Y es que, según la Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos, el sueño de las mujeres es mucho más ligero y más fácil de perturbar. Así que –minutos más, minutos menos–, lo más importante es aprovechar al máximo las siete horas de sueño recomendadas.


Fuente: La Vanguardia / ClarínSaber vivir


El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.